María veía el cuerpo de su Niño desgarrado