Hablando en serio, ¿nos interesa la verdad?