Vivan los jóvenes


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Vivan los jóvenes

Gasté nueve años de mi vida sacerdotal

en una sección juvenil

y pude ver que los jóvenes

tienen madera de apóstoles,

que saben entregarse,

cuando se les sabe motivar profundamente.

Juventudes hay,

inquietudes hay.

Faltan líderes de la juventud

que muevan a estos jóvenes

hacia metas elevadas

y mantengan su entusiasmo encendido.