Valle de Bravo.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Valle de Bravo

Detrás del lago duermen los montes

envueltos en brumas.

Pinos elegantes, copudos,

asustados de ver sembrados a sus pies

cientos de casitas de campo,

que son un primor.

Tejado a dos aguas,

madera y ladrillo ensamblados

en rústica elegancia,

un jardín cuidado con mano cariñosa,

veredas que llevan a la paz del espíritu.

Abajo, en lo hondo, está el lago dormido,

soñando como un remanso de paz.

Valle de Bravo...