Testimonio de Andrea Bocelli - Proteger la familia y la vida

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

1) Para saber

Hace unos días se celebró en Colombia, un Encuentro con los obispos responsables de las Comisiones de la “Familia y Vida”. Por ello, el pasado viernes 28 de marzo, el Papa Benedicto XVI les dirigió unas palabras en que afirmaba que la familia es el valor más querido por los pueblos de esas nobles tierras y es preciso promover la cultura de la vida y trabajar para que los derechos de las familias sean reconocidos y respetados.

El Papa reconoció que aún se constata con dolor “cómo los hogares sufren cada vez más situaciones adversas provocadas por los rápidos cambios culturales…, por la pobreza, por programas de educación que banalizan la sexualidad y por falsas ideologías.”

Ante esos problemas el Papa invitaba a no “quedar indiferentes ante estos retos. En el Evangelio encontramos luz para responder a ellos sin desanimarnos. Cristo con su gracia nos impulsa a trabajar con diligencia y entusiasmo para acompañar a cada uno de los miembros de las familias en el descubrimiento del proyecto de amor que Dios tiene sobre la persona humana”.

2) Para pensar

Andrea Bocelli es un tenor italiano contemporáneo que, aun siendo ciego, es músico, escritor y productor musical. Es un cantante conocido internacionalmente que ha vendido más de 70 millones de discos en todo el mundo.

Nos da un valioso testimonio del valor de la vida en un video que ha tenido 60 mil visitas en YouTube.com (se titula "Andrea Bocelli cuenta una ‘pequeña historia’ sobre el aborto"). El tenor cuenta –mientras toca el piano– la historia de una joven embarazada que fue hospitalizada por “un simple ataque de apendicitis”. Los médicos tuvieron que aplicarle un poco de hielo en el estómago y cuando los tratamientos finalizaron le sugirieron que abortara al niño. Le dijeron que era la solución porque nacería con alguna discapacidad.

Pero esta valiente joven esposa decidió no abortar. Ella cuidaría de él, así que siguió adelante con el embarazo, y el niño nació. Agrega el tenor: “Pues bien, esa mujer era mi madre, y yo era el niño. Tal vez estoy parcializado, pero puedo decir que la decisión fue correcta".

Además, no nació ciego, sino que la vista la perdió debido a un glaucoma congénito y un accidente de fútbol que le produjo una hemorragia cerebral a la edad de 12 años. Pero no permitió que este acontecimiento destruyera su carrera, y siguió adelante con gran fuerza de voluntad. Incluso llegó a licenciarse en la Facultad de Derecho. Su pasión por la música le llevó superarse y llegar a ser un gran artista.

Bocelli espera que su historia, además de ser un elogio para su madre, anime a muchas madres en una "situación difícil" que quieren salvar la vida de su bebé.

3) Para vivir

El Papa finalizaba alentando: “Ningún esfuerzo será inútil para fomentar cuanto contribuya a que cada familia, fundada en la unión indisoluble entre un hombre y una mujer, lleve a cabo su misión de ser… semillero de virtudes, escuela de convivencia constructiva y pacífica, instrumento de concordia y ámbito privilegiado en el que, de forma gozosa y responsable, la vida humana sea acogida y protegida, desde su inicio hasta su fin natural. Vale la pena también continuar animando a los padres en su derecho y obligación fundamental de educar a las nuevas generaciones en la fe y en los valores que dignifican la existencia humana.”