Teresa de Avila.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Teresa de Ávila

Fiesta de una santa grande, salerosa, de mi tierra.

Teresa de Ávila, que supiste juntar

la santidad más sublime

con la gracia y donosura de tu tierra castellana,

¿tendrás para mí algún rescoldo de tu ingente hoguera

para incendiar de amor y de pasión mi alma fría?

Teresa del Carmelo y del castillo interior,

monjita andariega de los caminos de España,

fundadora de conventos de reforma y penitencia,

águila mística de las alturas celestes,

acuérdate de los que por esos caminos

transitan con el alma en pena

fatigados del polvo, del sudor,

del hambre de Dios.