Tequisquiapan.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Tequisquiapan

Rincón dulce lleno de recuerdos inolvidables,

que con sólo tocarlos pueblan el alma de dulce melancolía.

Es invierno.

En el horizonte sin nubes va emergiendo

un sol decidido a calentar la entumida mañana.

Sube del río y de los pastizales

una niebla blanquecina,

al fundirse el rocío acumulado durante la noche.

Han pasado algunas horas...

Todo es cielo azul y todo luz.

Recuerdo de Castilla, mi tierra,

donde las noches son estrellas,

frescura y tranquilidad,

y donde los días son de azul y de sol.