Tener fe.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Tener fe

Unos pocos han querido creer en la fe,

y han aceptado el reto de Jesús,

y han descubierto, con asombro y alegría,

que Cristo dijo la verdad:

que, si crees, puedes.

Yo soy uno de los que pueden asegurar

que la fe hace milagros.

Cuando he tenido fe, como un grano de mostaza,

se realizaron mis metas imposibles.

Por eso creo en la fe con todas mis fuerzas.

Creo en las palabras retadoras de Jesús.

Creo en las palabras sinceras

de los hombres de fe.