Te quiere todo el mundo.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Te quiere todo el mundo

Ha sido verdad cuatro veces en esta nación

lo que la gente gritaba por las calles y plazas:

“Juan Pablo II, te quiere todo el mundo”.

Y de México ha marchado

con menos peso a sus espaldas,

más rejuvenecido.

Las futuras espinas,

las balas a traición,

y el odio inexplicable

tendrán siempre como compensación

el cariño y las rosas de México.