Te esperan las cumbres.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Te esperan las cumbres

La vida bien entendida es lucha,

es aventura

en la que se debe escalar la alta cima

con lo mejor del propio esfuerzo,

con todo lo que dé el alma y las uñas

y el corazón.

En marcha, pues.

Ármate de valor y fuego,

de hambre de Dios y de alturas.

Te esperan las cumbres.

Te espera Dios en la cima

para darte el eterno

abrazo de la victoria.