Sentarse al lado del Señor en su gloria