Rumbo al sol.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Rumbo al sol

Espantado estoy

de lo que puede sucederle a un hombre,

por optimista que sea,

si se deja carcomer por sus pensamientos.

Tiempo hubo en que cultivando

las buenas ideas,

tus jardines florecieron.

La vida se tornaba dichosa y amable.

Más ahora prevalece la nube,

el gris, la monotonía.

De aquí a morir de hastío

es cuestión de años

quizás de meses.

Da un golpe de timón

y endereza el rumbo hacía el sol

y la alegría de vivir.