Rompecabezas.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Rompecabezas

Fue una ilusión y una furia

acabar el rompecabezas.

Y lo acabamos.

Me tocó en suerte incrustar la última ficha

que ajustó perfectamente en el tablero.

El castillo, con sus montes cubiertos de pinos,

su lago de cristal y su cielo azul,

aparecieron ante los ojos triunfadores.

Y pensé:

-“Es hermoso acabar las tareas”.