Resurrección


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Resurrección
Listo para resucitar,
dispongo mi alma para el gran acontecimiento,
tensando las cuerdas del arco,
es decir, los propósitos de ejercicios,
que he escrito con precisión y fervor.
Quiero, me interesa, hacerlos realidad.
De noche nos encaminamos a la iglesia
es Sábado Santo.
Cargo todas mis tinieblas
para que la Luz las destruya;
arrastro todos mis pecados
para que el Redentor los aniquile;
llevo mis tristezas, pesimismos
para que Cristo resucitado me transforme
en ángel de alegría..
Cristo ha resucitado.
Ya no llores, ya no temas;
tienes una razón eterna
para estallar de alegría, de gozo;
para vivir, para sufrir, para morir;
para amar por toda la eternidad.