Renovar la llama antigua.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

RENOVAR LA LLAMA ANTIGUA

¿Qué renovamos en la vida?

¿Los restos de un naufragio?

¿Una promesa vieja, podrida, muerta?

Renovamos la llama antigua,

pero idéntica a sí misma,

añadiendo leña nueva

que huele a recién cortada de la montaña.

Llama antigua, perenne, con leña de hoy.

Se renueva lo que vive,

si bien, no totalmente,

para que viva y vibre

con toda la fuerza del primer amor.