Reglas de oro.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Reglas de oro

Me arriesgué a seguir

aquellas dos reglas de oro:

Prioridades y un asunto a la vez.

Resultado excelente.

Ya sólo falta seguirlo siempre,

y así los anhelados frutos

serán siempre excelentes.

Todas las reglas de oro

y los propósitos mejores

tienen un desafío:

¿A que no me cumples más de una semana?

Los grandes hombres son

los ordinarios que aceptan el reto y ganan.

¿Puedes tú? ¿Aceptas el reto?

Apuesta y gana.