¿Qué hago si cuando hablo con mi novia veo más claramente mi vocación sacerdotal?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Qué hago si cuando hablo con mi novia veo más claramente mi vocación sacerdotal?

Jorge Enrique pregunta:

Padre, vuelvo a molestarlo con otra pregunta. Sigo siendo monaguillo en mi parroquia, sólo que ya tengo 16 años. Hace poco conocí a una chica que me llamó la atención y tenía muchas ganas de conocerla. Realmente empiezo a sentir algo por ella y sé que ella también los siente por mí y de alguna manera podríamos decir que somos novios. Es algo nunca me había pasado.

Sin embargo, cuanto más estoy con ella , más voy descubriendo mi vocación sacerdotal. Lo veo más claro y la verdad es que no sé qué hacer. Pronto empiezan las convivencias vocacionales en el seminario de mi ciudad y quiero darle a Dios la primera oportunidad. Pero estoy confundido porque me gusta mucho ella. ¿Qué me anconseja?

Muy querido Jorge Enrique,

Primero te felicito porque sigues ayudando en tu parroquia como Caballero del Altar. Sin duda que la experiencia de estar cerca de Cristo en su sacrificio te ha ayudado mucho a crecer como un hombre de bien y con un corazón apasionado por las cosas de Dios y el bien de los demás.

Lo que me describes no tiene nada de extraño. Tú un buen día descubriste que Dios te llama a ser sacerdote, pero no por ello dejaste de ser un joven normal. Y a todo muchacho normal le llega el día en que descubre que las mujeres son realmente hermosas y que el amor humano es muy bello. Además, en la juventud, hay toda una floración de sentimientos que pueden incluso hacernos perder la cabeza en algunos momentos. Pero que te guste una chica, me parece lo más normal del mundo.

Ahora bien, si tú has visto con claridad que Dios te quiere como sacerdote, o por lo menos quiere que le des a Él la primera oportunidad, lo más honesto sería que efectivamente lo hicieras y que con tu decisión no vayas a hacer sufrir innecesariamente a esta chica. Por ello, quizás convenga que le comentes de tus inquietudes por ser sacerdote y que participes en las experiencias vocacionales de tu seminario. Si ahí percibes la voz del Señor con aún mayor claridad, entonces tu camino será claro. Si Dios, en cambio, te llamara al matrimonio, podrías buscar a esta muchacha y empezar un noviazgo cristiano.

No te recomiendo, sin embargo, que estes "coqueteando" con Dios y con esta chica (perdón por la expresión), pues al final esta chica que es de carne y hueso acabará por conquistar tu corazón... y muchos luego ven en esta atracción una prueba "clara" de que Dios les llama al matrimonio, cuando no es más que el camino ordinario por el que se realiza el hombre.

Parece que Dios a ti te quiere llamar por un camino más elevado, para hombres más valientes y arriesgados, pero que está lleno de satisfacciones, alegrías y, sobre todo, el Amor que nunca acaba.

Saluda por favor a tu párroco de mi parte. Sería bueno que hablaras con él de estas inquietudes y de esta chica para que él te oriente convenientemente. Cuenta con mis oraciones.