¿Puede un seminarista pertenecer a un movimiento?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Puede un seminarista pertenecer a un movimiento?

Luis Felipe pregunta:

Soy un seminarista diocesano y descubrí mi vocación gracias a mi participación en un movimiento (Regnum Christi). ¿Puedo seguir perteneciendo a este movimiento aunque esté en el seminario?

Muy estimado Luis Felipe,

Enhorabuena por tu ingreso al seminario de tu diócesis. Voy a encomendarte mucho para que seas un santo y fiel sacerdote.

En línea de máxima, los seminaristas diocesanos pueden pertenecer a un movimiento como puede ser el Regnum Christi, Comunión y Liberación, la renovación carismática, el Camino Neocatecumenal, etc. De hecho, en el carisma de cada movimiento el candidato al sacerdocio puede encontrar una ayuda valiosa para su santificación personal, su vida espiritual y su acción pastoral.

Naturalmente, el seminarista debe también tener en cuenta las sugerencias y orientaciones que le da su padre espiritual y sus superiores, quienes buscan siempre el mayor bien de su alma.

Está claro, no obstante, que el seminarista diocesano tiene ante todo un compromiso con su diócesis. La pertenencia a un movimiento nunca debe ser motivo de que descuide sus obligaciones principales como candidato al sacerdocio y, después, como pastor de almas. Es importante, también, que, aunque el seminarista se adhiera fuertemente a la espiritualidad y carisma de un movimiento, mantenga siempre un corazón abierto a las otras realidades en la Iglesia que contribuyen a la edificación del Cuerpo Místico. Una parroquia, como decía Juan Pablo II, debe ser la casa de todos y por ello el corazón del pastor debe ser, también, la casa de todos.

Te encomiendo. Ojalá puedas seguir participando en algunas actividades del Regnum Christi y que con tu ejemplo muchos otros se animen a seguir las huellas del Divino Maestro.