Propósitos no cumplidos


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Propósitos no cumplidos

Cuántos propósitos están ahí,

quedaron ahí,

pero no se hicieron carne y realidad.

Un poco más de tesón,

un poco más de agallas, de pasión,

el continuar la guerra a pesar de todo.

Todos hemos sido santos

al menos un día.

El problema es

que, habiendo empezado tan bien,

nos cansamos en seguida.