¿Por qué la primera vez que tuve un faje, sentí culpa de haberlo hecho a pesar de que me gustó lo ocurrido?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Por qué la primera vez que tuve un faje, sentí culpa de haberlo hecho a pesar de que me gustó lo ocurrido?

Recuerda que nuestro cuerpo siente, las caricias que podemos llegar a experimentar con nuestro novio, nos hacen despertar a nueva sensaciones y experiencias que generalmente son muy placenteras, por eso es natural que te haya gustado. No olvides, que cuando hacemos algo que en nuestro interior sabemos que no está del todo bien, sentimos culpa, esta culpa nos hace reflexionar sobre nuestros actos y nos lleva a tomar decisiones más concientes y más responsables sobre lo que hacemos.

Piensa si vale la pena empezar a tener este tipo de caricias e intimidad con tu novio, piensa que cada vez pueden ir más lejos y que cabe la posibilidad de que puedan llegar a tener una relación sexual plena, ¿Están preparados para eso? ¿Sabes cuáles son las posibles consecuencias? ¿Has hablado con tu novio/a sobre eso?.. Este puede ser un buen momento para que se conozcan mejor, al hablar de estos temas, podrán darse cuenta si hay un interés auténtico y desinteresado o solamente quieren pasar un buen rato juntos. No dejes de escuchar esa pequeña voz en tu interior, confía en ella, para poder hacer las cosas que te permitan ser siempre una mejor persona.