Oro y barro.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Oro y barro

Tanto se ha escrito de Mozart ,

con el corazón,

para encumbrarlo o denigrarlo,

que quiero saber la verdad

de este hombre y de este genio.

Quizá la verdad

esté hecha de oro y barro:

El barro de una naturaleza pobre,

enferma,

demasiado humana;

y en ese barro se encarnó

la chispa inmortal de su genio.