Oración de la esposa viuda o del esposo viudo

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Padre, te has llevado a mi esposo(a). Hemos recorrido juntos una parte de nuestro camino de esta vida. Hemos condividido las alegrías y las penas, los gozos y las dificultades. Fue hermoso, aunque no siempre fue fácil. De todo te doy gracias.
Ahora mi esposo(a) se ha ido. He quedado solo(a). A él (ella) dale la felicidad eterna; a mi dame la fuerza de poder decir: hágase tu santa voluntad. Y haz que un día, nos encontremos en la Patria eterna. María, consuelo de los afligidos, intercede por nosotros. Amén.