Noche serena.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Noche serena

Dormí como un bienaventurado

en medio del bosque.

La frescura del lugar

y el murmullo adormecedor de las aguas

que bajan por la barranca,

sirven de terapia

para la mente agitada por los ruidos

y el smog de la gran Babilonia.

Ni un ruido extraño,

más que el del agua mansa

y el viento en losárboles.

Noche cerrada, noche auténtica,

aunque sin estrellas.