No vamos solos.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

No vamos solos

Caminando por la vida,

no vamos solos.

No podía ser mejor compañía

que la del Buen Pastor,

el Buen Dios, el Buen Amigo.

Él lo prometió:

Yo estaré con vosotros todos los días.

El es el único bien verdadero,

el único bien perdurable,

el único amigo sincero,

el único amigo fiel.

Amigos como este

sólo hay uno.