No basta.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

No Basta

No basta ir a misa los domingos

ni rezar de vez en cuando

a los pies de la Guadalupana.

Está bien recibir los sacramentos algún día,

pero no es todo.

No es más cristiano

el que más veladoras enciende

en la Iglesia,

sino el que ama a su prójimo

como a sí mismo

y a Dios con todas las fuerzas de su alma.