Navidad, tiempo de Amor y de Paz

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF
Navidad

Navidad, tiempo de Amor y de Paz
Cada año, cuando celebramos la navidad, nos reunimos en torno al pesebre para rezar la novena, cantar los villancicos, compartir la natilla y los buñuelos y nos regocijamos porque la navidad es tiempo de paz, de amor, de reconciliación y de perdón. Esta navidad no podrá ser la excepción, podremos renovar nuestro deseo de seguir construyendo la Iglesia soñada: no la Iglesia que nosotros queremos, sino la Iglesia que Jesús quiere, una Iglesia de comunión y de participación, una Iglesia basada en el amor, en la promesa del reino para todos, en igualdad de posibilidades y realizaciones, en disponibilidad para la escucha y la evangelización, con el deseo de configurarnos con Jesucristo Pastor y ser discípulos y misioneros.
Este año ha sido un año de bendiciones y de gracias especiales: Qué alegría poder decir que hemos recorrido, en América Latina y el Caribe, un itinerario espiritual de comunión, en medio de tristezas, de sufrimientos, de nostalgias pero también de gozos y de júbilo: La V Conferencia Episcopal Latinoamericana y del Caribe, realizada en Brasil, bajo el manto protector de la Santísima Virgen María, en las advocaciones de Nuestra Señora de Aparecida, Patrona de Brasil y Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de América; la reunión en la Habana, en la que se cristalizaron diversos proyectos y se dio luz verde a un cuatrienio colmado de esperanzas y el deseo ferviente, de poner en marcha los lineamientos de Aparecida; la culminación de un período en el CELAM, bajo la dirección del Señor Cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa, Arzobispo de Santiago y de Monseñor Andrés Stanovnik, recientemente nombrado Arzobispo de Corrientes en Argentina y quien se desempeñó como Secretario General y todo el equipo de trabajo, quienes pusieron a disposición de la Iglesia de América Latina y el Caribe, sus carismas, dones y ministerios.
Bendecidos por toda la obra realizada en los Centros de Formación, donde el Padre Leonidas Ortíz Lozada, como Rector, el Padre Víctor Manuel Ruano Pineda, como Vicerrector Académico y Monseñor Guillermo Melguizo Yepez, Vicerrector Pastoral, plasmaron su impronta espiritual y pastoral, dejando una huella imborrable y tejiendo esperanzas para las nuevas generaciones. Ahora con la llegada del Padre Salvador Valadez, su nuevo Rector, del Padre Paulo Crozera, como nuevo Vicerrector Académico, la tarea continúa con empeño, sacrificio y dedicación, sirviendo a imagen de Cristo que “no vino a ser servido sino a servir”. El trabajo intenso y productivo del Centro de Publicaciones y la fecundidad de un Centro Bíblico como CEBIPAL. El trabajo fiel, honesto y fructífero de los colaboradores de la familia CELAM, que hacen de este Organismo eclesial una “Casa y escuela de comunión y fraternidad”. Un trabajo en el que hemos sido sembradores de esperanza, nuestra tarea de esparcir la semilla se ha hecho con el convencimiento de quien sabe que “son hermosos los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae la buena nueva, que canta la verdad”. Hemos sido instrumentos en las manos de Dios, sólo sembramos, será el Señor quien recoja la cosecha.
Ahora, nos preparamos para celebrar una vez más la navidad, para seguir edificando juntos un camino de renovación espiritual, para reconocer que sí se puede construir una sociedad nueva, pero entre todos. Para postrarnos, como los Pastores de Belén, como los Reyes Magos, ante el Niño Dios y con humildad reconocer nuestros errores, pedirle que ilumine nuestros pasos, que encienda en el corazón de los Latinoamericanos el amor y un ardor intenso por la Misión Continental, que transforme el corazón de los violentos y que nuestras naciones se esfuercen por instaurar la paz, desde la solidaridad, la justicia, la libertad y el amor.
Que esta navidad sea la ocasión propicia para renovar nuestro compromiso de fortalecer los lazos fraternales, para superar los conflictos familiares, para perdonar de corazón a quienes nos han ofendido y reconciliarnos, para volver al Amor primero. A todos nuestros amigos y amigas, nuestros benefactores y colaboradores, a las Conferencias Episcopales, a los distintos organismos eclesiales, a las Agencias Internacionales de Ayuda, a los señores Obispos y a toda la Familia CELAM, Feliz Navidad y próspero año 2008.
FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2008 PARA TODOS
+Víctor Sánchez Espinosa
Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de México.
Secretario General del CELAM