¿Me admitiría un seminario si estoy endeudado?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Me admitiría un seminario si estoy endeudado?

Lucas pregunta:

Padre,

Acabo de terminar mi carrera y estoy muy feliz porque siento que Dios me llama al sacerdocio. Quisiera entrar este verano al seminario de mi diócesis, pero tengo un problema: he cursado la carrera con una beca que tengo que pagar aún. Para ello debería trabajar en la universidad o bien reembolsar el costo de la misma. ¿Qué puedo hacer?

Estimado Lucas,

Felicidades por tu carrera y por tu apertura para afrontar lo que Dios quiere de ti.

El punto que tratas es delicdado y creo que necesitarías hablar con el rector del seminario o con el encargado de vocaciones de tu diócesis para saber el modo concreto de proceder. Sin embargo, como regla general, es necesario que un candidato al sacerdocio pueda presentarse al seminario sin tener deudas o asuntos fiscales o legales pendientes. Y esto sólo en razón de la justicia, pues si uno ha comprometido su palabra para hacer algo (como devolver un dinero que se te ha prestado para volver a estudiar), es necesario que cumpla. Dios, que es infinitamente bueno e infinitamente justo, quiere que los que van a ser sus ministros den ejemplo también de esto.

Ahora bien, hay diversas maneras de poder afrontarlo, desde trabajar hasta conseguir algún donativo para poder saldar la deuda. Por ello, te recomiendo que hables con quien, conociendo más de cerca tu situación, pueda orientarte convenientemente.

Sí te recomiendo, no obstante, que mientras logras saldar la deuda, incrementes tu oración y protejas tu vocación, viendo en todo esto una oportunidad que Criso de ofrece para afianzarte en tu decisión de seguirlo.

Te encomiendo a la Santísima Virgen y a san José, quienes proveyeron a Cristo de todo lo que necesitaba para crecer y cumplir su misión. Seguramente también ellos te asistirán. Eso sí, como se dice popularmente, "a Dios rogando y con el mazo dando".