María Santísima es Madre de la Iglesia

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

María es Madre de la Iglesia. Título tan familiar entre los cristianos. Pero ¿cuándo fue proclamado?, ¿cuál es su significado?, ¿qué consecuencias tiene para la vida de la Iglesia y de los fieles?.

PROCLAMACION DE ESTE GLORIOSO TITULO

El título de María, como Madre de la Iglesia, ha sido proclamado solemnemente el 21 de noviembre de 1964 por el Papa Pablo VI en los siguientes términos:

"...así, pues, para gloria de la Vírgen y consuelo nuestro, Nos proclamamos a María Santísima Madre de la Iglesia, es decir, Madre de todo el Pueblo de Dios, tanto de los fieles como de los Pastores, que la llaman Madre amorosa; y queremos que de ahora en adelante sea honrada e invocada por todo el pueblo cristiano con este gratísimo título".

SIGNIFICADO DOCTRINAL

-El Título de Madre de la Iglesia

El título de Madre de la Iglesia expresa una verdadera maternidad eclesial y es consecuencia del hecho mismo de la Encarnación. En efecto, si por la Encarnación se crea una unión vital entre Cristo y los fieles, por el mismo motivo se crea una unión vital entre María y la Iglesia. La razón de ello radica en que la Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo; la Cabeza es Cristo y su cuerpo son los fieles, miembros de la Iglesia.

María, por ser Madre de Cristo-Cabeza, es también Madre de todo el Cuerpo, en virtud de que ese Cuerpo forma parte de una Persona Mística con el Cristo único, el Hijo de María. En resumen, María por ser Madre de Cristo es, a la vez, Madre de los miembros del Cuerpo Místico que es la Iglesia.

-La Iglesia como casa o familia de Dios

Para comprender mejor este nuevo título de María, dentro de los diversos nombres que se utilizan para describir la naturaleza de la Iglesia, la expresión "Casa de Dios", resulta particularmente apta.

Así, la Iglesia es contemplada como "Casa de Dios" (1 Timoteo 3,15) donde habita la "familia" de Dios, "habitación de Dios en el espíritu" (Efesios 2,19-22). Toda familia tiene una madre, y en la familia de los hijos de Dios esa Madre es María, de ahí que con propiedad pueda llamarse "Madre de la Iglesia".

En un familia la madre tiene tres cometidos:

a) es esposa de su esposo

b) es madre de sus hijos

c) es la que cuida de todos los que de una manera u otra pertenecen a la familia

En la Vírgen se dan cumplidamente estos tres aspectos:

a) es Esposa del Espíritu Santo, Vivificador de la Iglesia;

b) Es Madre de Cristo y, por tanto, es Madre espiritual de todos los cristianos;

c) Con cariño maternal cuida de todo y de todos sus hijos.

CONSECUENCIAS PARA LA VIDA DE LA IGLESIA Y DE LOS FIELES

-María es tipo y modelo de la Iglesia

María Santísima es tipo de la Iglesia en orden de la fe, de la caridad y de la perfecta unión con Cristo. Es Modelo porque vivió las virtudes con ejemplaridad suprema. Por ello, la Iglesia imita a la Madre de su Señor que conservó la fe íntegra, la sólida esperanza y la sincera caridad.

-Dimensión mariana en la vida de los fieles

a) El cristiano, en virtud de su relación filial, procura imitar aquella caridad materna con la que la Madre del Redentor cuida de los hermanos de su Hijo: con el testimonio del ejemplo, con su ardiente acción apostólica y con el culto especial que tributa a la Vírgen.

b) En particular la mujer, al mirar a María, encuentra en Ella el secreto para vivir dignamente su feminidad y para llevar a cabo su verdadera promoción.