Listos para resucitar


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

"

Listos para resucitar

La gran noticia para los hombres necesitados de redención, para los hombres muertos, es: ¡Cristo ha resucitado! Cristo ha muerto y ha resucitado también para cada uno de los hombres.

Al hablar de los hombres muertos, no me refiero a los que duermen en la paz de los cementerios, sino a los que caminan por las calles con el alma muerta, con las ilusiones rotas, a los que han perdido toda esperanza. No sé si decir, que semiviven o semimueren .

Para ellos, Cristo ha venido en esta Pascua a abrirles la puerta de su sepulcro y a gritarles: "¡Sal fuera!" - cómo a Lázaro -, "¡sal a la luz, a la paz, a la felicidad!"

Es posible resucitar con Cristo. Resucitar significa dejar a sus pies todos los pecados, infidelidades, debilidades. Para todo esto, hay perdón.

Dejar a sus pies todas las dudas, problemas, dificultades, los "no puedo", los "no sé que será de mí vida". Para todo esto hay respuesta y hay ayuda: