Lecturas Sábado 22 de Diciembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

SÁBADO 22

Santos: Francisca Xavier Cabrini, fundadora; Isquirión deAlejandría, mártir. Beata María de Pisa, religiosa.

Vísperas I del domingo: 4a semana del Salterio Tomo I: pp. 869, 184 y 177.Para los fieles: pp. 722, 45, 8 y 65. Edición popular: pp. 289, 412 y 415 (1 Laantífona del cántico evangélico es del día 23 para I y II Vísperas). Feriaprivilegiada (Morado)

LO CEDO AL SEÑOR DE POR VIDA

1 Sm 1,24-28; Lc 1,46-56

Dos himnos de alabanza a Dios están asociados a estas mujeres. Tanto Ana,madre de. Samuel como María, madre de Jesús, proclaman su gratitud al Señor porla maternidad recién descubierta. El nacimiento de un hijo fue visto por estasdos mujeres como el momento más decisivo en su vida. La suerte de. Israelcambiaría porque esos israelitas fieles–Samuel y Jesús de Nazaret—dejarían aligual que sus madres, que Dios guiara su vida por los caminos de la justicia yla paz. Esas dos biografías marcarían un vuelco significativo en la situacióndel pueblo. Dios, amigo de los pobres y defensor de los pequeños, suscitaríauna transformación favorable en la vida de su pueblo. La salvación que Diostrae, se concreta en el desmoronamiento de los planes de los soberbiosopresores. Samuel desarticula la red de injusticia que habían tejido los hijosdel sacerdote Elí en el templo. El Señor Jesús derriba el sistema mercantilemplazado en los atrios del templo de Jerusalén. Los augurios proféticoscantados por estas mujeres se hicieron realidad.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 23, 7)

Puertas, ábranse de par en par; agrándense portones eternos, porque va aentrar el rey de la gloria.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que al ver al hombre caído y condenado a la muerte, quisisterescatarlo con la venida de tu Hijo, concede a cuantos creemos en el misteriode su encarnación, participar algún día de su vida inmortal. Por nuestro SeñorJesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Ana dio gracias por el nacimiento de Samuel.

Del primer libro de Samuel: 1, 24-28

En aquellos días, Ana llevó a Samuel, que todavía era muy pequeño, a lacasa del Señor, en Siló, y llevó también un novillo de tres años, un costal deharina y un odre de vino. Una vez sacrificado el novillo, Ana presentó el niñoa Elí y le dijo: "Escúchame, señor: te juro por mi vida que yo soy aquellamujer que estuvo junto a ti, en este lugar, orando al Señor. Éste es el niñoque yo le pedía al Señor y que Él me ha concedido. Por eso, ahora yo se loofrezco al Señor, para que le quede consagrado de por vida". Y adoraron alSeñor. Palabrade Dios. Te alabamos, Señor.

1 Samuel 2 R/. Mi corazón se alegra en Dios, mi salvador.
Mi corazón se alegra en el Señor, en Dios me siento yo fuerte y seguro. Yapuedo responder a mis contrarios, pues eres tú, Señor, el que me ayuda. R/.
El arco de los fuertes se ha quebrado, los débiles se ven de fuerza llenos. Seponen a servir por un mendrugo los antes satisfechos; y sin tener que trabajar,pueden saciar su hambre los hambrientos. Siete veces da a luz la que eraestéril y la fecunda ya dejó de serio. R/.
Da el Señor muerte y vida, deja morir y salva de la tumba; Él es quien empobrecey enriquece, quien abate y encumbra. R/.
Él levanta del polvo al humillado, al oprimido saca de su oprobio, para hacerlosentar entre los príncipes en un trono glorioso. R/.

ACLAMACIÓN R/. Aleluya, aleluya.
Rey de las naciones y piedra angular de la Iglesia, ven a salvar al hombre, quemodelaste del barro. R/.

Ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo puede.

Del santo Evangelio según san Lucas: 1, 46-56

En aquel tiempo, dijo María: "Mi alma glorifica al Señor y mi espírituse llena de júbilo en Dios, mi salvador, porque puso sus ojos en la humildad desu esclava. Desde ahora me llamarán dichosa todas las generaciones, porque hahecho en mí grandes cosas el que todo lo puede.
Santo es su nombre, y su misericordia llega de generación en generación a losque lo temen. Ha hecho sentir el poder de su brazo: dispersó a los de corazónaltanero, destronó a los potentados y exaltó a los humildes. A los hambrientoslos colmó de bienes y a los ricos los despidió sin nada.
Acordándose de su misericordia, vino en ayuda de Israel, su siervo, como lohabía prometido a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia, parasiempre".
María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.
 Palabra del Señor.Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Confiados, Señor, en tu misericordia, venimos a tu altar con nuestrosdones, a fin de que la celebración de esta Eucaristía nos purifique de nuestrospecados.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio II/A o II/B de Adviento.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Lc 1, 46. 49)

Proclama mi alma la grandeza del Señor, porque ha hecho en mí maravillas elTodopoderoso.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que la recepción de este sacramento nos dé fuerza, Señor, para prepararnosa la venida de nuestro salvador con la práctica de las buenas obras, y podamosasí, alcanzar el premio de la felicidad eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.