Lecturas Sábado 15 de Diciembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

SÁBADO 15

Santos: María Crucificada Di Rosa, fundadora; VirginiaCenturioni, fundadora. Beata Maria Julia Ivaniservic y compañeras, mártires.

Vísperas I del domingo: 3a semana del Salterio Feria (Morado)

EL MALTRATO A LOS PROFETAS

Si 48,14.9-11; Mt 17,10-13

Los relatos que recogen las acciones significativas del profeta Elías nosregistran la hostilidad y la resistencia tenaz que los reyes de Israel y lospartidarios de la religiosidad sincretista, opusieron al profeta del Carmelo.Elías desenmascaró la ambigua religiosidad de sus contemporáneos y los llamó adefinirse de una vez por todas. El Dios de Israel no admitía la indefinición.En la fe como en el amor, es indispensable optar y jugarse el todo por el todo.Desde la perspectiva del Evangelio, Juan el Bautista, como un nuevo Elías,también experimentó el apoyo y la escucha de parte de muchos hijos de Israelbien dispuestos, y la incomprensión y el maltrato de parte de las autoridades.El mismo Señor Jesús entendió que la misión profética del Bautista concluiríacon un final violento y que de alguna manera anticiparía su propio fracaso.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 79, 4. 2)

Ven, Señor, muéstranos tu rostro, y nos salvaremos.

ORACIÓN COLECTA

Concédenos, Padre todopoderoso, que Cristo, el resplandor de tu gloria,nazca en nuestros corazones, para que su venida disipe las tinieblas del pecadoy ponga de manifiesto que somos hijos de la luz. Por nuestro SeñorJesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Elías volverá.

Del libro del (Sirácide) Eclesiástico: 48, 1-4. 9-11

En aquel tiempo, surgió Elías, un profeta de fuego; su palabra quemaba comouna llama. El hizo caer sobre los israelitas el hambre y con celo los diezmó.En el nombre del Señor cerró las compuertas del cielo e hizo que descendieratres veces fuego de lo alto. ¡Qué glorioso eres, Elías, por tus prodigios!¿Quién puede jactarse de ser igual a ti? En un torbellino de llamas fuistearrebatado al cielo, sobre un carro tirado por caballos de fuego. Escrito estáde ti que volverás, cargado de amenazas, en el tiempo señalado, para aplacar lacólera antes de que estalle, para hacer que el corazón de los padres se vuelvahacia los hijos y congregar a las tribus de Israel.
Dichosos los que te vieron y murieron gozando de tu amistad; pero más dichososlos que estén vivos cuando vuelvas.
 Palabra de Dios. Tealabamos, Señor.

Del salmo 79 R/. Ven, Señor, a salvarnos.
Escúchanos, pastor de Israel; tú que estás rodeado de querubines, manifiéstate,despierta tu poder y ven a salvarnos. R/.
Señor, Dios de los ejércitos, vuelve tus ojos, mira tú viña y visítala; protegela cepa plantada por tu mano, el renuevo que tú mismo cultivaste. R/.
Que tu diestra defienda al que elegiste, al hombre que has fortalecido. Ya nonos alejaremos de ti; consérvanos la vida y alabaremos tu poder. R/.

ACLAMACIÓN (Lc 3, 4. 6) R/. Aleluya, aleluya.
Preparen el camino del Señor, hagan rectos sus senderos, y todos los hombresverán la salvación de Dios. R/.

Elías ha venido ya, pero no lo reconocieron.

Del santo Evangelio según san Mateo: 17, 10-13

En aquel tiempo, los discípulos le preguntaron a Jesús: "¿Por quédicen los escribas que primero tiene que venir Elías?". Él les respondió:"Ciertamente Elías ha de venir y lo pondrá todo en orden. Es más, yo lesaseguro a ustedes que Elías ha venido ya, pero no lo reconocieron e hicieroncon él cuanto les vino en gana. Del mismo modo, el Hijo del hombre va a padecera manos de ellos".
Entonces entendieron los discípulos que les hablaba de Juan el Bautista.
 Palabra del Señor.Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te pedimos, Señor, que este sacrificio, signo de nuestra total entrega ati, te sea ofrecido siempre para que realice la intención que tuviste alinstituir este sacramento, y lleve a cabo plenamente en nosotros tu salvación.Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I/A o I/B de Adviento.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Ap 22, 12)

Pronto vendré y traeré conmigo la recompensa, dice el Señor, y daré a cadauno según sus obras.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que esta Eucaristía nos purifique, Señor, de toda mancha y nos prepare asía celebrar dignamente la Navidad ya próxima. Por Jesucristo, nuestro Señor.