Lecturas Miércoles 7 de Noviembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MIÉRCOLES 7

Santos: Ernesto deZwietfalten, mártir; Willibrodo de Utrech, obispo. Beato Antonio Baldinucci,presbítero. Feria (Verde)

LA RADICALIDAD DEL SEGUIMIENTO

Flp 2, 12-18; Lc 14, 25-33

Los planteamientos tan exigentes que demanda Jesús asus discípulos parecen desmesurados para cualquier persona. Rebajar laimportancia de la familia ante su seguimiento, desentenderse del propio yo ydejar a un lado todos los bienes materiales son demandas tan radicales que elcomún de los cristianos escasamente cumplimos. Indudablemente que no han sidoletra muerta ni se han convertido en frases puramente utópicas en la vida dealgunos cristianos de peso completo. Antes que nadie, el autor de estasexhortaciones las vivió de manera congruente, como también lo hicieron sanPablo, Francisco de Asís, Charles de Foucault o Maximiliano Kolbe. En ellos sehizo posible lo que propone san Pablo en la carta a los Filipenses: Dios activóen ellos el querer y el actuar que sobrepasa la buena voluntad De hecho, elSeñor lo activa en cada uno de sus hijos, el problema es que algunos nopermitimos que esa benéfica presencia transforme radicalmente nuestra vida.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Lc 12, 42)

Éste es el siervo prudente y fiel, a quien el Señorpuso al frente de su familia.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que en tu inefable providencia elegistea san José por esposo de la santísima Madre de tu Hijo, concédenos tener comointercesor en el cielo a quien veneramos como protector en la tierra. Pornuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Sigan trabajando por su salvación, pues Dios es quienles da energía interior para que puedan querer y actuar.

De la carta del apóstol san Pablo a los filipenses: 2,12-18

Queridos hermanos míos: Así como siempre me hanobedecido cuando he estado presente entre ustedes, con mayor razón obedézcanmeahora que estoy ausente. Sigan trabajando por su salvación con humildad y temorde Dios, pues Él es quien les da energía interior para que puedan querer yactuar conforme a su voluntad.
Háganlo todo sin quejas ni discusiones, para que sean ustedes hijos de Dios,irreprochables, sencillos y sin mancha, en medio de los hombres malos yperversos de este tiempo. Entre ellos brillarán como antorchas en el mundo, alpresentarles las palabras de la vida. Así, el día de la venida de Cristo, yo mesentiré orgulloso al comprobar que mis esfuerzos y trabajos no han sidoinútiles. Y aunque yo tuviera que derramar mi sangre para que ustedes siguieranofreciendo a Dios la ofrenda sagrada de su vida de fe, me sentiría feliz y meregocijaría con todos ustedes. Y ustedes, por su parte, alégrense y regocíjenseconmigo.
 Palabra de Dios. Tealabamos, Señor.

Del salmo 26 R/. El Señor es mi luz y mi salvación.
El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién voy a tenerle miedo? El Señor es ladefensa de mi vida, ¿quién podrá hacerme temblar? R/.
Lo único que pido, lo único que busco es vivir en la casa del Señor toda mivida, para disfrutar las bondades del Señor y estar continuamente en supresencia. R/.
La bondad del Señor espero ver en esta misma vida. Ármate de valor y fortalezay en el Señor confía. R/.

ACLAMACIÓN (1 P 4, 14) R/. Aleluya, aleluya.
Dichosos ustedes, si los injurian por ser cristianos, porque el Espíritu deDios descansa en ustedes. R/.

El que no renuncie a todos sus bienes no puede ser midiscípulo.

Del santo Evangelio según san Lucas: 14, 25-33

En aquel tiempo, caminaba con Jesús una granmuchedumbre y Él, volviéndose a sus discípulos, les dijo:
"Si alguno quiere seguirme y no me prefiere a su padre y a su madre, a suesposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, más aún, a sí mismo, nopuede ser mi discípulo. Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser midiscípulo. Porque, ¿quién de ustedes, si quiere construir una torre, no se poneprimero a calcular el costo, para ver si tiene con qué terminarla? No sea que,después de haber echado los cimientos, no pueda acabarla y todos los que seenteren comiencen a burlarse de él, diciendo: 'Este hombre comenzó a construiry no pudo terminar'. ¿O qué rey que va a combatir a otro rey, no se poneprimero a considerar si será capaz de salir con diez mil soldados al encuentrodel que viene contra él con veinte mil? Porque si no, cuando el otro esté aúnlejos, le enviará una embajada para proponerle las condiciones de paz. Asípues, cualquiera de ustedes que no renuncie a todos sus bienes, no puede ser midiscípulo".
 Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Por intercesión de san José, a quien confiaste lamisión de cuidar de tu Unigénito como padre, te pedimos, Señor, que nosconcedas poder ofrecerte dignamente este sacrificio de alabanza. PorJesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 25, 21)

Muy bien, siervo bueno y fiel, entra en el gozo de tuSeñor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Renovados con este sacramento que da vida, te rogamos,Señor, que nos concedas vivir para ti en justicia y santidad, a ejemplo y porintercesión de san José, el varón justo y obediente que contribuyó con susservicios a la realización de tus grandes misterios. Por Jesucristo, nuestroSeñor.