Lecturas Miércoles 5 de Diciembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MIÉRCOLES 5

Santos: Sabás de Capadocia, abad; Geraldo o Geraud de Braga,obispo. Beato Bartolomé Fanti, presbítero. Feria (Morado)

ANIQUILARÁ LA MUERTE PARA SIEMPRE

Is 25, 6-10; Mt 15, 29-37

Los sumarios que refieren las numerosas curaciones de todo tipo de enfermosreflejan el entusiasmo popular que suscitaba Jesús entre la gente afligida deGalilea. La narración de la comida abundante gire Jesús les ofreció, sin másrecursos que unos cuantos panes y la bendición de su Padre, nos anticipan dealguna manera el banquete de la abundancia que nos refiere el texto proféticode Isaías. En la profecía de Isaías el banquete cumple una función celebrativa.El Señor organiza una comida festiva para celebrar con los suyos una victoriacontundente. La muerte, el enemigo invencible, ha sido vencida. El luto, elllanto y el dolor no serán los gestos decisivos. No tendrá sentido volver aentristecerse El gozo, la fiesta y la alegría serán bienvenidos. Dios haconseguido una victoria incomparable: es el monte Sión ha brillado laresurrección. La muerte no ha conseguido retener al Señor Jesús. Dios hareivindicado a su Hijo, otorgándole la plenitud de la vida para siempre.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Ha 2, 3; 1 Co 4, 5)

Ven, Señor, y no tardes; ilumina los secretos de las tinieblas ymanifiéstate a todas las naciones.

ORACIÓN COLECTA

Que tu gracia, Señor, prepare nuestros corazones para que, cuando venga tuHijo Jesucristo, nos encuentre dignos de sentarnos a su mesa y de recibir desus propias manos el pan del cielo. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

El Señor preparará un banquete y enjugará las lágrimas de todos losrostros.

Del libro del profeta Isaías: 25, 6-10

En aquel día, el Señor del universo preparará sobre este monte un festíncon platillos suculentos para todos los pueblos; un banquete con vinosexquisitos y manjares sustanciosos. Él arrancará en este monte el velo quecubre el rostro de todos los pueblos, el paño que oscurece a todas lasnaciones. Destruirá la muerte para siempre; el Señor Dios enjugará las lágrimasde todos los rostros y borrará de toda la tierra la afrenta de su pueblo. Asílo ha dicho el Señor.
En aquel día se dirá: “Aquí está nuestro Dios, de quien esperábamos que nossalvara. Alegrémonos y gocemos con la salvación que nos trae, porque la manodel Señor reposará en este monte".
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 22 R/. Habitaré en la casa del Señor toda la vida.
El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes praderas me hace reposar yhacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas. R/.
Por ser un Dios fiel a sus promesas me guía por el sendero recto; así, aunquecamine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú estás conmigo. Tu vara y tucayado me dan seguridad. R/.
Tú mismo me preparas la mesa, a despecho de mis adversarios; me unges la cabezacon perfume y llenas mi copa hasta los bordes. R/.
Tu bondad y tu misericordia me acompañarán todos los días de mi vida; y viviréen la casa del Señor por años sin término. R/.

ACLAMACIÓN R/. Aleluya, aleluya.
Ya viene el Señor para salvar a su pueblo. Dichosos los que estén preparadospara salir a su encuentro. R/.

Jesús sana a muchos enfermos y multiplica los panes.

Del santo Evangelio según san Mateo: 15, 29-37

En aquel tiempo, llegó Jesús a la orilla del mar de Galilea, subió al montey se sentó. Acudió a Él mucha gente, que llevaba consigo tullidos, ciegos,lisiados, sordomudos y muchos otros enfermos. Los tendieron a sus pies y Él loscuró. La gente se llenó de admiración, al ver que los lisiados estaban curados,que los ciegos veían, que los mudos hablaban y los tullidos caminaban; por loque glorificaron al Dios de Israel.
Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: "Me da lástima esta gente, porquellevan ya tres días conmigo y no tienen qué comer. No quiero despedirlos enayunas, porque pueden desmayarse en el camino". Los discípulos lepreguntaron: "¿Dónde vamos a conseguir, en este lugar despoblado, panessuficientes para saciar a tal muchedumbre?". Jesús les preguntó:"¿Cuántos panes tienen?". Ellos contestaron. "Siete, y unoscuantos pescados".
Después de ordenar a la gente que se sentara en el suelo, Jesús tomó los sietepanes y los pescados, y habiendo dado gracias a Dios, los partió y los fueentregando a los discípulos, y los discípulos a la gente. Todos comieron hastasaciarse, y llenaron siete canastos con los pedazos que habían sobrado.
 Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te pedimos, Señor, que este sacrificio, signo de nuestra total entrega ati, te sea ofrecido siempre, para que realice la intención que tuviste alinstituir este sacramento, y lleve a cabo plenamente en nosotros tu salvación.Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I/A o I/B de Adviento.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Is 40, 10; cfr. 35. 5)

He aquí que el Señor vendrá con gran poder e iluminará los ojos de sussiervos.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que esta Eucaristía nos purifique, Señor, de toda mancha y nos prepare asía celebrar dignamente la Navidad ya próxima. Por Jesucristo, nuestro Señor.