Lecturas Miércoles 28 de Noviembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MIÉRCOLES 28

Santos: Esteban"el Joven" abad; Catalina Labouré, religiosa. Beato Luis Campos,mártir. Feria (Verde)

TODOS LOS ODIARÁN POR CAUSA MÍA

Ap 15,1-4; Lc 21,12-19

Una generación de cristianos entusiasmados por laexperiencia de Jesús resucitado se dieron a la tarea de propagar su fe en elmundo. No eran fanáticos en manera alguna. Eran testigos pensantes que habíansido alcanzados por la experiencia humanizadora del amor de Dios. Apreciaban laenorme diferencia entre el ideal cristiano y el pragmatismo violento de lacultura y la política romana. Vivían congruentemente su fe en suscircunstancias cotidianas. Viviendo de manera alternativa generabandesconcierto en unos, rechazo y hostilidad en quienes disponían del poder y lafuerza de la opinión dominante. Recurriendo a imágenes tradicionales como elmar y el fuego, el libro del Apocalipsis presenta a los cristianos vencedoresque han superado la prueba: justamente por saberse victoriosos, entonancánticos de libertad. El canto de Moisés y María celebraban el Señorío de Dios.El cántico de los cristianos fieles celebra la victoria del Cordero y sustestigos

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 22, 4)

Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porquetú vas conmigo, Señor y Dios mío, tu vara y tu cayado me dan seguridad.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que nos creaste a tu imagen y quisisteque tu Hijo muriera por nosotros, concédenos vivir siempre vigilantes enoración, a fin de que, libres de pecado cuando tú nos llames, podamos ir areposar gozosos en brazos de tu misericordia. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Cantaban el cántico de Moisés y el cántico delCordero.

Del libro del Apocalipsis del apóstol san Juan: 15,1-4

Yo, Juan, tuve una visión: Vi en el cielo otra granseñal maravillosa: Eran siete ángeles, portadores de las últimas siete plagas,con las cuales Dios pondrá fin a su cólera.
Vi también una especie de mar de cristal, mezclado con fuego; y los vencedoresde la bestia, de su estatua y del número simbólico de su nombre, estaban de piejunto al mar de cristal, con las citaras que Dios les había dado, y cantaban elcántico de Moisés, el siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo:
"Grandes y maravillosas son tus obras, Señor, Dios todopoderoso; justo yverdadero tu proceder, rey de las naciones. ¿Quién no te respetará, Señor?¿Quién no te alabará? Ya que sólo tú eres santo, y todas las naciones vendrán aadorarte, porque tus justas sentencias han quedado patentes".
 Palabrade Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 97 R/. Señor, tus obras sonmaravillosas. 
Cantemos al Señor un canto nuevo, pues ha hecho maravillas. Su diestra y susanto brazo le han dado la victoria. R/.
El Señor ha dado a conocer su victoria y ha revelado a las naciones sujusticia. Una vez más ha demostrado Dios su amor y su lealtad hacia Israel. R/.
Alégrese el mar y el mundo submarino, el orbe y todos los que en él habitan.Que los ríos estallen en aplausos y las montañas salten de alegría. R/.
Regocíjese todo ante el Señor, porque ya viene a gobernar el orbe. Justicia yrectitud serán las normas con las que rija a todas las naciones. R/.

ACLAMACIÓN (Ap 2, 10) R/. Aleluya, aleluya.
Sé fiel hasta la muerte y te daré como premio la vida, dice el Señor. R/.

Todos los odiarán a ustedes por causa mía. Sinembargo, ni un cabello de su cabeza perecerá.

Del santo Evangelio según san Lucas: 21, 12-19

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:"Los perseguirán y los apresarán, los llevarán a los tribunales ya acárcel, y los harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa mía. Conesto ustedes darán testimonio de mí.
Grábense bien que no tienen que preparar de antemano su defensa, porque yo lesdaré palabras sabias, a las que no podrá resistir ni contradecir ningúnadversario de ustedes.
Los traicionarán hasta sus propios padres, hermanos, parientes y amigos.Matarán a algunos de ustedes, y todos los odiarán por causa mía. Sin embargo,ni un cabello de su cabeza perecerá. Si se mantienen firmes, conseguirán lavida".
 Palabra del Señor. Gloria ati, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Tú que con la muerte de tu Hijo venciste nuestramuerte, concédenos, Señor, por los méritos de este sacramento, ser obedientes atu voluntad hasta el fin, para que, llenos de confianza y de paz salgamos deeste mundo y podamos participar de la gloria de la resurrección. PorJesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Rm 14. 7-8)

Nadie vive para sí mismo, como nadie muere para símismo; ya sea que vivamos o que hayamos muerto, somos siempre del Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Tú, Señor, que en este sacramento nos has dado laprenda de la vida inmortal, ayúdanos a vencer en la hora de la muerte lasinsidias del enemigo y recíbenos en la gloria eterna de tu Reino. PorJesucristo, nuestro Señor.