Lecturas Miércoles 26 de Diciembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MIÉRCOLES 26

Santos: Esteban de Roma, protomártir; Dionisio I, Papa y Zenónde Gaza, obispo. Fiesta (Rojo)

EL MARTIRIO DE ESTEBAN

Hch 6,8-10; 7, 54-60; Mt 10,17-22

El amplio relato del martirio de Esteban dejó una marca profunda ysignificativa en la vida de los primeros cristianos. Su entereza interior y lavalentía para enfrentar inteligentemente a sus adversarios, apelando a lasraíces históricas de Israel lo convirtieron en un referente para los discípulosde origen griego, que conformaban la comunidad cristiana de Jerusalén. Lasemejanza entre las causas de su martirio y la ejecución del Señor Jesús erannotorias. La actitud profética y libre con que ambos se posicionaron ante lasinstituciones más veneradas de Israel, a saber, la Ley y el Templo generó unahostilidad tan desbocada que se convirtió en violencia homicida. El Evangeliode san Mateo nos anticipa los sucesos violentos que encontrarían los misioneroscristianos. A la vez, nos reitera la otra cara de la realidad. Los cristianosque vivieron radicalmente su fe no realizaron ninguna acción heroica,simplemente fueron fieles al impulso del Espíritu. Esteban, lleno de EspírituSanto, los animó a resistir pacientemente en la prueba.

ANTÍFONA DE ENTRADA

Las puertas del cielo se abrieron para san Esteban, el primero de los mártires,y por esto ha recibido el premio de la gloria.

Se dice Gloria.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que concediste a san Esteban, protomártir, fortaleza paraorar por sus verdugos, haz que, a imitación suya, sepamos perdonar de corazón acuantos nos hayan ofendido o causado algún mal. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Estoy viendo los cielos abiertos.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 6, 8-10; 7, 54-60

En aquellos días, Esteban, lleno de gracia y de poder, realizaba grandesprodigios y signos entre la gente.
Algunos judíos de la sinagoga llamada "de los Libertos", procedentesde Cirene, Alejandría, Cilicia y Asia, se pusieron a discutir con Esteban; perono podían refutar la sabiduría y el Espíritu con que hablaba. Al oír estas cosas,los miembros del sanedrín se enfurecieron y rechinaban los dientes de rabiacontra él.
Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, miró al cielo, vio la gloria de Dios ya Jesús, que estaba de pie a la derecha de Dios, y dijo: "Estoy viendo loscielos abiertos y al Hijo del hombre de pie a la derecha de Dios".
Entonces los miembros del sanedrín gritaron con fuerza, se taparon los oídos ytodos a una se precipitaron sobre él. Lo sacaron fuera de la ciudad y empezarona apedrearlo. Los falsos testigos depositaron sus mantos a los pies de unjoven, llamado Saulo.
Mientras lo apedreaban, Esteban repetía esta oración: "Señor Jesús, recibemi espíritu". Después se puso de rodillas y dijo con fuerte voz:"Señor, no les tomes en cuenta este pecado". Diciendo esto, se durmióen el Señor.
Palabra de Dios. Te alabamos,Señor.

Del salmo 30 R/. En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu.
Sé tú, Señor, mi fortaleza y mi refugio, la muralla que me salve. Tú, que eresmi fortaleza y mi defensa, por tu nombre, dirígeme y guíame. R/.
En tus manos encomiendo mi espíritu y tú, mi Dios leal, me librarás. Tumisericordia me llenará de alegría, porque has visto las angustias de mi alma.R/.
Líbrame de la mano de mis enemigos y de aquellos que me persiguen. Vuelve,Señor, tus ojos a tu siervo y sálvame por tu misericordia. R/.

ACLAMACIÓN (Sal 117, 26. 27) R/. Aleluya, aleluya.
¡Bendito el que viene en nombre del Señor! Que el Señor, nuestro Dios, nosilumine. R/.

No serán ustedes los que hablarán, sino el Espíritu de su Padre.

Del santo Evangelio según san Mateo: 10, 17-22

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus apóstoles: "Cuídense de la gente,porque los llevarán a los tribunales, los azotarán en las sinagogas, losllevarán ante gobernadores y reyes por mi causa; así darán testimonio de míante ellos y ante los paganos. Pero, cuando los entregue, no se preocupen porlo que van a decir o por la forma de decirlo, porque, en ese momento se lesinspirará lo que han de decir. Pues no serán ustedes los que hablen, sino elEspíritu de su Padre el que hablará por ustedes.
El hermano entregará a su hermano a la muerte, y el padre, a su hijo; los hijosse levantarán contra sus padres y los matarán; todos los odiarán a ustedes pormi causa, pero el que persevere hasta el fin se salvará".
 Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

No se dice Credo

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, el sacrificio de alabanza que vamos a ofrecerte en memoriadel glorioso mártir san Esteban, y confírmanos en la fe que él atestiguó con supropia sangre. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I-III de Navidad.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Hch 7, 58)

Mientras lo apedreaban, Esteban oraba así: Señor Jesús, recibe mi espíritu.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que esta sagrada Eucaristía que hemos recibido, al celebrar hoy a sanEsteban, el primero de tus mártires, nos llene, Señor, de alegría y de gratitudpor el nacimiento de Cristo, nuestro salvador, que vive y reina por los siglosde los siglos.