Lecturas Martes 25 de Diciembre 2012, Natividad de Nuestro Señor


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

 

MARTES 25

XXXIII TIEMPO ORDINARIO

Natividad de Nuestro Señor Jesucristo

Santos: Eugenia de Roma, mártir. Beato Jacobo de Todi,religioso. Solemnidad (Blanco)

UN NIÑO NOS HA NACIDO

Is 9,1-3. 5-6; Tt 2,11-14; Lc 2,1-14

Los israelitas construían su identidad personal y su identidad colectiva apartir de las tradiciones asociadas a Moisés, Abrahán, David y los profetas. Noera posible ignorar los sueños, las andanzas y los proyectos de los antepasadosde Israel. Isaías, desde el siglo octavo antes de Cristo, había cimentado laesperanza de que Judá se beneficiara un día de un soberano justo. Habiendopadecido durante años invasiones violentas, pérdidas de territorio y pago detributos, anhelaban que todos esos abusos terminaran. No veían otra forma deconcretarlo que a través de un monarca sobresaliente. Para resaltar su altaexpectativa el profeta llenó a ese soberano de títulos excelsos como Príncipede la paz o Guerrero divino. En el Evangelio de san Lucas se nos narra elcontexto próximo del nacimiento de Jesús. Otra vez vivía el pueblo afligido porla opresión, orquestada ahora por los romanos. El futuro salvador de Israelnace como súbdito del Emperador Augusto. Jesús no viene a destronarlo, no loconsidera su rival. Su misión es otra: animar a los hombres de buena voluntad areorganizar su vida, tratando de consolidar la paz con justicia. La estrategiadel emperador, se presentaba como la "paz romana", cuando en realidadera la dominación imperial impuesta con violencia.

Misa vespertina de la vigilia

Esta Misa se dice en la tarde del 24 de diciembre, antes o después de lasprimeras Vísperas de la Navidad.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Ex 16, 6-7)

Esta noche sabrán que el Señor vendrá a salvarnos y por la mañanacontemplarán su gloria.

Se dice Gloria.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que cada año revives en nosotros la gozosa esperanza de lasalvación, concédenos que, así como ahora acogemos a tu Hijo, llenos de júbilo,como a nuestro redentor, así también cuando venga como juez, podamos recibirlollenos de confianza. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

El Señor se ha complacido en ti.

Del libro del profeta Isaías: 62, 1-5

Por amor a Sión no me callaré y por amor a Jerusalén no me daré reposo,hasta que surja en ella esplendoroso el justo y brille su salvación como unaantorcha.
Entonces las naciones verán tu justicia, y tu gloria todos los reyes. Tellamarán con un nombre nuevo, pronunciado por la boca del Señor. Serás coronade gloria en la mano del Señor y diadema real en la palma de su mano.
Ya no te llamarán "Abandonada", ni a tu tierra, "Desolada";a ti te llamarán "Mi complacencia" y a tu tierra,"Desposada", porque el Señor se ha complacido en ti y se ha desposadocon tu tierra.
Como un joven se desposa con una doncella, se desposará contigo tu hacedor;como el esposo se alegra con la esposa, así se alegrará tu Dios contigo.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 88 R/. Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor.
"Un juramento hice a David mi servidor, una alianza pacté con mi elegido:'Consolidaré tu dinastía para siempre y afianzaré tu trono eternamente'. R/.
Él me podrá decir: 'Tú eres mi padre, el Dios que me protege y que me salva'.Yo jamás le retiraré mi amor ni violaré el juramento que le hice". R/.
Señor, feliz el pueblo que te alaba y que a tu luz camina, que en tu nombre sealegra a todas horas y al que llena de orgullo tu justicia. R/.

Testimonio de Pablo acerca de Cristo, hijo de David.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 13, 16-17. 22-25

Al llegar Pablo a Antioquía de Pisidia, se puso de pie en la sinagoga yhaciendo una señal para que se callaran, dijo: "Israelitas y cuantos temena Dios, escuchen: El Dios del pueblo de Israel eligió a nuestros padres,engrandeció al pueblo cuando éste vivía como forastero en Egipto, y los sacó deallí con todo su poder. Les dio por rey a David, de quien hizo esta alabanza:He hallado a David, hijo de Jesé, hombre según mi corazón, quien realizarátodos mis designios.
Del linaje de David, conforme a la promesa, Dios hizo nacer para Israel unSalvador, Jesús. Juan preparó su venida, predicando a todo el pueblo de Israelun bautismo de penitencia, y hacia el final de su vida, Juan decía: 'Yo no soyel que ustedes piensan. Después de mí viene uno a quien no merezco desatarlelas sandalias'".
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

ACLAMACIÓN R/. Aleluya, aleluya.
Mañana será destruida la maldad en la tierra y reinará sobre nosotros elSalvador del mundo. R/.

Dará a luz un hijo y tú le pondrás el nombre de Jesús.

Del santo Evangelio según san Mateo: 1, 18-25

Cristo vino al mundo de la siguiente manera: Estando María, su madre,desposada con José, y antes de que vivieran juntos, sucedió que ella, por obradel Espíritu Santo, estaba esperando un hijo. José, su esposo, que era hombrejusto, no queriendo ponerla en evidencia, pensó dejarla en secreto. Mientraspensaba en estas cosas, un ángel del Señor le dijo en sueños: "José, hijode David, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella haconcebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás elnombre de Jesús, porque El salvará a su pueblo de sus pecados".
Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por bocadel profeta Isaías: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, aquien pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros.
Cuando José despertó de aquel sueño, hizo lo que le había mandado el ángel delSeñor y recibió a su esposa. Y sin que él hubiera tenido relaciones con ella,María dio a luz un hijo y él le puso por nombre Jesús.
 Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Se dice Credo. A las palabras: "y por obra..." hay quearrodillarse.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Concédenos, Señor, iniciar la celebración de las fiestas de la Navidad conun fervor digno del misterio que es el principio de nuestra redención. PorJesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I-III de Navidad.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. Is 40, 5)

Se manifestará la gloria del Señor y todo el mundo verá la salvación queviene de nuestro Dios.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Concédenos, Señor, sacar nuevas fuerzas de esta celebración anual delnacimiento de tu Hijo, que se ha hecho nuestro alimento y bebida en estesacramento de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Misa de medianoche

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 2, 7)

Alegrémonos todos en el Señor, porque nuestro salvador ha nacido en elmundo. Del cielo ha descendido hoy para nosotros la paz verdadera.

Se dice Gloria

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que hiciste resplandecer esta noche santísima con elnacimiento de Cristo, verdadera luz del mundo, concédenos que, iluminados en latierra por la luz de este misterio, podamos también disfrutar de la gloria detu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios porlos siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

Un hijo se nos ha dado.

Del libro del profeta Isaías: 9, 1-3. 5-6

El pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz; sobre los que vivíanen tierra de sombras, una luz resplandeció.
Engrandeciste a tu pueblo e hiciste grande su alegría. Se gozan en tu presenciacomo gozan al cosechar, como se alegran al repartirse el botín. Porque túquebrantaste su pesado yugo, la barra que oprimía sus hombros y el cetro de sutirano, como en el día de Madián.
Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; lleva sobre sus hombrosel signo del imperio y su nombre será: "Consejero admirable","Dios poderoso", "Padre sempiterno", "Príncipe de lapaz"; para extender el principado con una paz sin límites sobre el tronode David y sobre su reino; para establecerlo y consolidarlo con la justicia yel derecho, desde ahora y para siempre. El celo del Señor lo realizará.
 Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 95 R/. Hoy nos ha nacido el Salvador.
Cantemos al Señor un canto nuevo, que le cante al Señor toda la tierra;cantemos al Señor y bendigámoslo. R/.
Proclamemos su amor día tras día, su grandeza anunciemos a los pueblos; denación en nación, sus maravillas. R/.
Alégrense los cielos y la tierra, retumbe el mar y el mundo submarino. Saltende gozo el campo y cuanto encierra, manifiesten los bosques regocijo. R/.
Regocíjese todo ante el Señor, porque ya viene a gobernar el orbe. Justicia y rectitudserán las normas con las que rija a todas las naciones. R/.

La gracia de Dios se ha manifestado a todos los hombres.

De la carta del apóstol san Pablo a Tito: 2, 11-14

Querido hermano: La gracia de Dios se ha manifestado para salvar a todoslos hombres y nos ha enseñado a renunciar a la vida sin religión y a los deseosmundanos, para que vivamos, ya desde ahora, de una manera sobria, justa y fiela Dios, en espera de la gloriosa venida del gran Dios y Salvador, Cristo Jesús,nuestra esperanza. Él se entregó por nosotros para redimirnos de todo pecado ypurificarnos, a fin de convertirnos en pueblo suyo, fervorosamente entregado apracticar el bien. Palabrade Dios. Te alabamos, Señor.

ACLAMACIÓN (Cfr. Lc 2, 10-11) R/. Aleluya, aleluya.
Les anuncio una gran alegría: Hoy nos ha nacido el Salvador, que es Cristo, elSeñor R/.

Hoy nos ha nacido el Salvador.

Del santo Evangelio según san Lucas: 2, 1-14

Por aquellos días, se promulgó un edicto de César Augusto, que ordenaba uncenso de todo el imperio. Este primer censo se hizo cuando Quirino eragobernador de Siria. Todos iban a empadronarse, cada uno en su propia ciudad;así es que también José, perteneciente a la casa y familia de David, se dirigiódesde la ciudad de Nazaret, en Galilea, a la ciudad de David, llamada Belén,para empadronarse, juntamente con María, su esposa, que estaba encinta.
Mientras estaban ahí, le llegó a María el tiempo de dar a luz y tuvo a su hijoprimogénito; lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre, porque no hubolugar para ellos en la posada.
En aquella región había unos pastores que pasaban la noche en el campo,vigilando por turno sus rebaños. Un ángel del Señor se les apareció y la gloriade Dios los envolvió con su luz y se llenaron de temor. El ángel les dijo:"No teman. Les traigo una buena noticia, que causará gran alegría a todoel pueblo: hoy les ha nacido, en la ciudad de David, un Salvador, que es elMesías, el Señor. Esto les servirá de señal: encontrarán al niño envuelto enpañales y recostado en un pesebre".
De pronto se le unió al ángel una multitud del ejército celestial, que alababaa Dios, diciendo: "¡Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a loshombres de buena voluntad!".
 Palabra del Señor. Gloria ati, Señor Jesús.

Se dice Credo. A las palabras: "y por obra..." hay quearrodillarse.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, las ofrendas que te presentamos esta noche de Navidad, a finde que, al recibirlas nosotros convertidas en el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo,nos transformes en Él, en quien nuestra naturaleza está unida a la tuya. PorJesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I-III de Navidad.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Jn 1, 14)

El Verbo se hizo hombre y hemos visto su gloria.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Tú, Señor, que nos has concedido el gozo de celebrar esta noche elnacimiento de tu Hijo, ayúdanos a vivir según su ejemplo para llegar acompartir algún día con El la gloria de su Reino. Por Jesucristo, nuestroSeñor.

Misa de la aurora

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Is 9, 2- 6; Lc 1, 33 )

Hoy brillará una luz sobre nosotros, porque nos ha nacido el Señor; se lellamará Admirable, Dios, Príncipe de la paz, Padre del mundo futuro, y su Reinono tendrá fin.

Se dice Gloria.

ORACIÓN COLECTA

Señor, Dios todopoderoso, que has querido iluminarnos con la luz nueva detu Verbo hecho carne, concédenos que nuestras obras concuerden siempre con lafe que ha iluminado nuestro espíritu. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Mira a tu salvador que llega.

Del libro del profeta Isaías: 62, 11.12

Escuchen lo que el Señor hace oír hasta el último rincón de la tierra:"Digan a la hija de Sión: Mira que ya llega tu salvador. El premio de suvictoria lo acompaña y su recompensa lo precede. Tus hijos serán llamados'Pueblo santo', 'Redimidos del Señor', y a ti te llamarán 'Ciudad deseada','Ciudad no abandonada'". Palabrade Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 96 R/. Reina el Señor, alégrese la tierra.
Reina el Señor, alégrese la tierra; cante de regocijo el mundo entero. Loscielos pregonan su justicia, su inmensa gloria ven todos los pueblos. R/.
Amanece la luz para el justo y la alegría para los rectos de corazón.Alégrense, justos, con el Señor y bendigan su santo nombre. R/.

Nos ha salvado por su misericordia.

De la carta del apóstol san Pablo a Tito: 3, 4-7

Hermano: Al manifestarse la bondad de Dios, nuestro Salvador, y su amor alos hombres, Él nos salvó, no porque nosotros hubiéramos hecho algo digno demerecerlo, sino por su misericordia. Lo hizo mediante el bautismo, que nosregenera y nos renueva, por la acción del Espíritu Santo, a quien Dios derramóabundantemente sobre nosotros, por Cristo, nuestro Salvador. Así, justificadospor su gracia, nos convertiremos en herederos, cuando se realice la esperanzade la vida eterna.Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

ACLAMACIÓN (Lc 2, 14) R/. Aleluya, aleluya
Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres de buenavoluntad. R/.

Los pastores encontraron a María, a José y al niño.

Del santo Evangelio según san Lucas: 2, 15-20

Cuando los ángeles los dejaron para volver al cielo, los pastores sedijeron unos a otros: "Vayamos hasta Belén, para ver eso que el Señor nosha anunciado".
Se fueron, pues, a toda prisa y encontraron a María, a José y al niño,recostado en el pesebre. Después de verlo, contaron lo que se les había dichode aquel niño, y cuantos los oían quedaban maravillados. María, por su parteguardaba todas estas cosas y las meditaba en su corazón.
Los pastores se volvieron a sus campos, alabando y glorificando a Dios por todocuanto habían visto y oído, según lo que se les había anunciado.
 Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Se dice Credo. A las palabras: "y por obra..." hay quearrodillarse.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Que nuestras ofrendas, Señor, sean dignas del misterio de Navidad queestamos celebrando, para que tú, que nos has revelado a Jesucristo, verdaderoDios y verdadero hombre, nos hagas participar, por este pan y este vino, de suvida inmortal. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I-III de Navidad.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. Za 9. 9)

¡Salta de alegría, hija de Sión! ¡Lanza gritos de gozo, hija de Jerusalén!He aquí que viene tu Rey, el Santo, el Salvador del mundo.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Dios nuestro, que nos has reunido para celebrar, llenos de júbilo, el nacimientode tu Hijo, concédenos penetrar con fe profunda en este misterio y encontrar enÉl la fuente de un amor cada vez más generoso. Por Jesucristo, nuestro Señor.