Lecturas Lunes 5 de noviembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

LUNES 5

Santos: Zacarías eIsabel, padres de Juan el Bautista; Guido Maria Conforti, fundador; Bertila deChelles, abadesa. Feria (Verde)

UN AMOR RECÍPROCO

Flp 2, 1-4; Lc 14, 12-14

Cada vez que el apóstol san Pablo exhorta a loscristianos a vivir el amor insiste en dos exigencias. El amor tiene que serrecíproco y sin fingimientos. Al detallar las actitudes que los cristianos deFilipos tienen que consolidar, el apóstol los anima a desterrar la presunción,el egoísmo y la vanidad y a fortalecer el cariño fraterno y la solidaridad. Laenseñanza del Señor Jesús sobre el particular es más exigente que la enseñanzapaulina. Mientras que el apóstol urge a sus lectores a que interactúen en clavede reciprocidad, el Señor Jesús invita a sus escuchas a manifestar un amortotalmente desinteresado e incondicional hacia las personas más desvalidas yvulnerables: ciegos, pobres, cojos y lisiados que están imposibilitados deorganizar comidas y banquetes. A su debido tiempo, cuando presidan con Jesús elbanquete del Reino, recompensarán a sus benefactores de manera especial.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Lc 4,18)

El Espíritu del Señor está sobre mí; Él me ha enviadoa anunciar la Buena Nueva a los pobres, dice el Señor.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, cuyo Espíritu nos guía y nos protege,escucha misericordioso nuestras súplicas para que la fe de los que creemos enti, se acreciente con tus constantes beneficios. Por nuestro SeñorJesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Tengan un mismo amor, unas mismas aspiraciones y unasola alma.

De la carta del apóstol san Pablo a los filipenses: 2,1-4

Hermanos: Si alguna fuerza tiene una advertencia ennombre de Cristo, si de algo sirve una exhortación nacida del amor, si nos uneel mismo Espíritu y si ustedes me profesan afecto entrañable, llénenme dealegría teniendo todos una misma manera de pensar, un mismo amor, unas mismasaspiraciones y una sola alma. Nada hagan por espíritu de rivalidad nipresunción; antes bien, por humildad, cada uno considere a los demás comosuperiores a sí mismo y no busque su propio interés, sino el del prójimo. Palabrade Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 130 R/. Dame, Señor, la paz junto ati. 
Señor, mi corazón no es ambicioso ni mis ojos soberbios; grandezas que superenmis alcances no pretendo. R/.
Estoy, Señor, por lo contrario, tranquilo y en silencio, como niño reciénamamantado en los brazos matemos. R/.
Que igual en el Señor esperen los hijos de Israel, ahora y siempre. R/.

ACLAMACIÓN (Jn 8, 31. 32) R/. Aleluya, aleluya.
Si se mantienen fieles a mi palabra, dice el Señor, serán verdaderamentediscípulos míos y conocerán la verdad. R/.

No invites a tus amigos, sino a los pobres.

Del santo Evangelio según san Lucas: 14, 12-14

En aquel tiempo, Jesús dijo al jefe de los fariseosque lo había invitado a comer:
"Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tushermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque puede ser queellos te inviten a su vez, y con eso quedarías recompensado. Al contrario,cuando des un banquete, invita a los pobres, a los lisiados, a los cojos y alos ciegos; y así serás dichoso, porque ellos no tienen con qué pagarte; peroya se te pagará, cuando resuciten los justos".
 Palabradel Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Señor, que el fuego del Espíritu que encendió loscorazones de los discípulos de tu Hijo Jesucristo, santifique este sacrificioque vamos a ofrecerte. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 103, 30)

Señor, envías tu Espíritu y creas la vida, y asírenuevas la faz de la tierra.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, que los dones que hemos recibido enciendan ennosotros el fuego del Espíritu Santo, que de manera tan inefable infundiste entus apóstoles. Por Jesucristo, nuestro Señor