Lecturas Lunes 29 de Octubre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

LUNES 29

Santos: Narciso deJerusalén, obispo; Eusebia de Bérgamo, mártir; Joaquín Royo, mártir. Feria(Verde)

NO SE HAGAN CÓMPLICES DE ELLOS

Ef 4, 32-5, 8; Lc 13, 10-17


Las perspectivas de las dos lecturas reflejan puntos de vista diametralmenteopuestos en cierto sentido. El jefe de la sinagoga resguarda celosamente laprecedencia de las normas cultuales: para él primero está el sábado que lasalud y la dignidad de una mujer enferma: "hay seis días de trabajo,vengan esos días a que los curen, y no los sábados". Jesús rechaza esepunto de vista y defiende su derecho a aliviar la enfermedad y el sufrimientode la gente oprimida. La buena nueva que Él anuncia produce humanización y enmanera alguna legitima la victimización de las personas por motivos religiosos.En la carta a los Efesios san Pablo reafirma la vocación transformadora delEvangelio. Los efesios que se adhirieron a Cristo Jesús, operaron unatransformación radical en sus vidas: aconteció un cambio decisivo, que les permitiórecuperar su libertad y vivir conforme a su nueva dignidad de hijos queridos deDios.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Is 53,4)

El Señor ha cargado con nuestrossufrimientos, ha soportado nuestros dolores.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que quisiste que tu Hijo unigénito soportara nuestrossufrimientos, para enseñarnos el valor de la enfermedad y la paciencia; escuchanuestras súplicas por nuestros hermanos enfermos y concede a cuantos estánafligidos por el dolor, las penas y la enfermedad, la gracia de sentirseelegidos entre aquellos que el Señor ha llamado bienaventurados, y de saberseunidos para salvación del mundo, a la pasión de Cristo, que vive y reinacontigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de lossiglos...

LITURGIA DE LA PALABRA

Vivan amando como Cristo.

De la carta del apóstol san Pabloa los efesios: 4, 32-5, 8

Hermanos: Sean buenos y comprensivos, y perdónense unos a otros, como Dioslos perdonó, por medio de Cristo.
Imiten, pues, a Dios como hijos queridos. Vivan amando como Cristo, que nos amóy se entregó por nosotros, como ofrenda y víctima de fragancia agradable aDios. Que entre ustedes, como conviene a verdaderos cristianos, no se hable defornicación, inmoralidad o codicia; ni siquiera de indecencias, ni de conversacionestontas o chistes groseros, pues son cosas que no están bien. En lugar de eso,den gracias a Dios. Tengan bien entendido que ningún lujurioso, inmoral ocodicioso, que es lo mismo que decir idólatra, participará en el Reino deCristo y de Dios.
Que nadie los engañe con vanas razones, pues todas estas cosas atraen la ira deDios sobre los rebeldes. Así pues, no se hagan cómplices de ellos. Porque enotro tiempo ustedes fueron tinieblas, pero ahora, unidos al Señor, son luz.Vivan, por lo tanto, como hijos de la luz. Palabra de Dios. Tealabamos, Señor.

Del salmo 1 R/. Dichoso el hombreque confía en el Señor.
Dichoso aquel que no se guía por mundanos criterios, que no anda en malos pasosni se burla del bueno, que ama la ley de Dios y se goza en cumplir susmandamientos. R/.
Es como un árbol plantado junto al río, que da su fruto a tiempo y nunca semarchita. En todo tendrá éxito. R/.
En cambio los malvados serán como la paja barrida por el viento. Porque elSeñor protege el camino del justo y al malo sus caminos acaban por perderlo.R/.

ACLAMACIÓN (Cfr. Jn 17, 17) R/.Aleluya, aleluya. 
Tu palabra, Señor, es la verdad; santifícanos en la verdad. R/.

¿No era bueno desatar a esta hijade Abraham de esa atadura, aun en día de sábado?

Del santo Evangelio según sanLucas: 13, 10-17

Un sábado, estaba Jesús enseñando en una sinagoga. Había ahí una mujer quellevaba dieciocho años enferma por causa de un espíritu malo. Estaba encorvaday no podía enderezarse. Al verla, Jesús la llamó y le dijo: "Mujer, quedaslibre de tu enfermedad". Le impuso las manos y, al instante, la mujer seenderezó y empezó a alabar a Dios.
Pero el jefe de la sinagoga, indignado de que Jesús hubiera hecho una curaciónen sábado, le dijo a la gente: "Hay seis días de la semana en que se puedetrabajar; vengan, pues, durante esos días a que los curen y no el sábado".
Entonces el Señor dijo: "¡Hipócritas! ¿Acaso no desata cada uno de ustedessu buey o su burro del pesebre para llevarlo a abrevar, aunque sea sábado? Y aesta hija de Abraham, a la que Satanás tuvo atada durante dieciocho años, ¿noera bueno desatarla de esa atadura, aun en día de sábado?".
Cuando Jesús dijo esto, sus enemigos quedaron en vergüenza; en cambio, la gentese alegraba de todas las maravillas que Él hacía.
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Dios nuestro, cuya providencia dirige cada momento de nuestra vida, recibe lassúplicas y las ofrendas con que imploramos tu misericordia por nuestroshermanos enfermos, para que la preocupación de ahora por su enfermedad, se nosconvierta pronto en gozo por su salud. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Col 1,24)

Así completo en mi carne los dolores de Cristo, por el bien de su cuerpo,que es la Iglesia.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Dios nuestro, auxilio inefable en la enfermedad, ayuda con tu poder a estoshijos tuyos enfermos, para que, aliviados por tu misericordia, vuelvan a ocuparsu lugar en la asamblea de tus fieles. Por Jesucristo, nuestro Señor.