Lecturas Lunes 26 de Noviembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

LUNES 26

Santos: Conrado deConstanza, obispo; Leonardo de Puerto Mauricio, presbítero. Beata CayetanaSterni fundadora. Feria (Verde)

LA CONFIANZA PLENA

Ap 14,1-14-5; Lc 21,1-4

El texto del Apocalipsis festeja la fidelidad de milesde cristianos que vivieron su fe de forma auténtica. Cristianos que no pactaronni se amoldaron a la ideología imperial que reducía a las personas a lacondición de súbditos y que festinaban la prepotencia del emperador y susistema violento. Los mártires cristianos creyeron en el Evangelio de Jesús yno hicieron componendas, ni declararon lo políticamente correcto para mantenersus privilegios o preservar su libertad. Lo arriesgaron todo para ser fieles aJesús y a su conciencia. La historia del cristianismo cuenta con biografíasmemorables que nos desafían y alientan a vivir de forma congruente nuestra fe.Son nuestra gran reserva moral, son testigos y profetas que han asumido ladefensa y solidaridad con la gente más desprotegida. En cierto sentido, y sinnecesidad de realizar labores de activismo o lucha social, la viuda pobre delEvangelio de san Lucas, también es una mujer silenciosamente congruente. Ellatambién lo arriesgó todo, entregando sus bienes escasos para el servicio delculto, poniendo toda su confianza en el Dios compasivo que jamás la habíaabandonado.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Rm 14, 7-8)

Ninguno de nosotros vive para sí mismo ni muere parasí mismo. Si vivimos, vivimos para el Señor, y si morimos, morimos para elSeñor. Así que, tanto en la vida como en la muerte, somos del Señor.

ORACIÓN COLECTA

Dios omnipotente y misericordioso, que con la muertede Cristo abriste a los hombres las puertas de la vida eterna, ten compasión denuestros hermanos que agonizan, a fin de que, asociados a la pasión de tu Hijoy sellados con su sangre, puedan llegar purificados a tu presencia. Por nuestroSeñor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Llevaban grabado en la frente el nombre del Cordero yel nombre de su Padre.

Del libro del Apocalipsis del apóstol san Juan: 14,1-3. 4-5

Yo, Juan, tuve otra visión: Vi al Cordero, en piesobre el monte Sión y con Él, ciento cuarenta y cuatro mil personas, quellevaban grabado en la frente el nombre del Cordero y el nombre de su Padre. Yoí un ruido que venía del cielo, parecido al estruendo del mar y al estampidode un trueno poderoso; el ruido que oía era como el de un gran coro acompañadode arpas. Cantaban un cántico nuevo ante el trono, ante los cuatro seres vivientesy los ancianos. Y nadie podía cantar el cántico, fuera de los ciento cuarenta ycuatro mil, que habían sido rescatados de la tierra. Estos son los queacompañan al Cordero a donde quiera que va; estos son los que han sidorescatados de entre los hombres, las primicias para Dios y para el Cordero; enla boca de ellos no hubo mentira y son irreprochables ante Dios. Palabrade Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 23 R/. Dichosos los limpios de corazón.
Del Señor es la tierra y lo que ella tiene, el orbe todo y los que en élhabitan, pues Él lo edificó sobre los mares, Él fue quien lo asentó sobre losríos. R/.
¿Quién subirá hasta el monte del Señor? ¿Quién podrá entrar en su recintosanto? El de corazón limpio y manos puras y que no jura en falso. R/
Ese obtendrá la bendición de Dios, y Dios, su salvador, le hará justicia. Éstaes la clase de hombres que te buscan y vienen ante ti, Dios de Jacob. R/.

ACLAMACIÓN (Mt 24, 42. 44) R/. Aleluya, aleluya.
Estén preparados, porque no saben a qué hora va a venir el Hijo del hombre. R/.

Vio a una viuda pobre que echaba dos moneditas.

Del santo Evangelio según san Lucas: 21, 1-4

En aquel tiempo, levantando los ojos, Jesús vio a unosricos que echaban sus donativos en las alcancías del templo. Vio también a unaviuda pobre, que echaba allí dos moneditas, y dijo: "Yo les aseguro queesa pobre viuda ha dado más que todos. Porque éstos dan a Dios de lo que lessobra; pero ella, en su pobreza, ha dado todo lo que tenía para vivir". Palabradel Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Que el sacrificio que vamos a ofrecerte por nuestroshermanos cuya vida terrena se está extinguiendo, los purifique, Señor, de todaculpa, a fin de que, después de haber soportado aquí los sufrimientos que tuvoluntad dispuso, entren en el descanso eterno que tú les has preparado. PorJesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Col 1, 24)

Completo en mi carne lo que falta a la pasión deCristo por el bien de su cuerpo, que es la Iglesia.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Por esta Eucaristía, conforta, Señor, con tu gracia anuestros hermanos que hoy van a morir, para que en la hora de su muerte no seanvencidos por el enemigo y merezcan llegar a la vida eterna en compañía de tusángeles. Por Jesucristo, nuestro Señor.