Lecturas Lunes 13 de Agosto 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

LUNES 13

Santos: Ponciano. Papa e Hipólito de Cerdeña, mártires;Casiano de Todi, obispo. Beato Marco de Aviano, presbítero. Feria (Verde)

UNA FIGURA COMO HIJO DE HOMBRE

Ez 1,2-5. 24-28; Mt 17,22-27

El profeta Ezequiel recurre a imágenes tradicionales de lafe de Israel para hacernos partícipes de su experiencia íntima con Dios. Elfuego, la nube, el trono y el relámpago son símbolos que esconden una dimensióntrascendente. El acceso a la comunión con el Dios vivo ocurre a través de uncamino alternativo. Quien aprende a mirar contemplativamente losacontecimientos cósmicos o históricos desentraña el "rumor depalabras" con el cual Dios sale al encuentro de su pueblo. El relato delEvangelio de san Mateo nos permite realizar también una lectura creyente de unsuceso tan cotidiano en Israel como la entrega de tributos, para elsostenimiento del culto en el templo de Jerusalén. Jesús sabe que tiene unarelación íntima y de privilegio con su Padre y no obstante, decide subordinarsea las exigencias solidarias que tenía que cumplir todo israelita; ordena aPedro que salga a pescar y que pague el impuesto que ambos debían entregar. Suespiritualidad de la auto humillación lo conduciría a la victoria decisivasobre la muerte.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Si 36, 15-16)

A los que esperan en ti, Señor, concédeles tu paz, y cumpleasí las palabras de tus profetas; escúchame, Señor, y atiende a las plegariasde tu pueblo.

ORACIÓN COLECTA

Míranos, Señor, con ojos de misericordia y haz queexperimentemos vivamente tu amor para que podamos servirte con todas nuestrasfuerzas. Por nuestro Señor Jesucristo.
LITURGIA DE LA PALABRA
La gloria del Señor se manifestó en forma visible.
Del libro del profeta Ezequiel: 1, 2-5. 24-28
El día cinco del mes cuarto (era el año quinto de la deportación del reyJoaquín), me fue dirigida la palabra del Señor a mí, Ezequiel, sacerdote, hijode Buzi, en el país de los caldeos, a orillas del río Kebar, y fui arrebatadoen éxtasis.
Vi venir del norte un viento huracanado, una gran nube rodeada de resplandoresy relámpagos, y en su centro, algo parecido al brillo del ámbar. En medioaparecían cuatro seres vivientes, que tenían forma humana. Oí el ruido de susalas cuando se movían: era como el estruendo de un río caudaloso, como eltrueno del Altísimo, como la gritería de una multitud o como el estruendo de unejército en batalla. Cuando se detenían, plegaban sus alas. Encima de laplataforma había una especie de zafiro en forma de trono y de esta especie detrono sobresalía una figura, que parecía un hombre. Vi luego una luz, comobrillo de ámbar, como un fuego que envolvía al hombre, desde la cintura paraarriba; desde la cintura para abajo, vi también algo como fuego, que difundíasu resplandor, parecido al del arco iris que se ve en las nubes, cuando llueve.
Tal era la apariencia visible de la gloria del Señor. Cuando yo la vi, caírostro en tierra. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 148 R/. El cielo y la tierra están llenos de tugloria.
Alaben al Señor en las alturas, alábenlo en el cielo; que alaben al Señor todossus ángeles, celestiales ejércitos. R/.
Reyes y pueblos todos de la tierra, gobernantes y jueces de este mundo;hombres, mujeres, jóvenes y ancianos, alaben al Señor y denle culto. R/.
El nombre del Señor alaben todos, pues su nombre es excelso; su gloriasobrepasa cielo y tierra, y ha hecho fuerte a su pueblo. R/.
Que alaben al Señor todos sus fieles, los hijos de Israel, el pueblo que hagozado siempre de familiaridad con Él. R/.

ACLAMACIÓN (Cfr. 2 Ts 2, 14) R/. Aleluya, aleluya.
Dios nos ha llamado, por medio del Evangelio, a participar de la gloria denuestro Señor Jesucristo. R/.

Lo van a matar, pero al tercer día va a resucitar. Los hijosestán exentos de impuestos.

Del santo Evangelio según san Mateo: 17, 22-27

En aquel tiempo, se hallaba Jesús con sus discípulos enGalilea y les dijo: "El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de loshombres; lo van a matar, pero al tercer día va a resucitar". Al oír esto,los discípulos se llenaron de tristeza.
Cuando llegaron a Cafarnaúm, se acercaron a Pedro los recaudadores del impuestopara el templo y le dijeron: "¿Acaso tu maestro no paga elimpuesto?". Él les respondió: "Sí lo paga".
Al entrar Pedro en la casa, Jesús se adelantó a preguntarle: "¿Qué teparece, Simón? ¿A quiénes les cobran impuestos los reyes de la tierra, a loshijos o a los extraños?". Pedro le respondió: "A los extraños".Entonces Jesús le dijo: "Por lo tanto, los hijos están exentos. Pero parano darles motivo de escándalo, ve al lago y echa el anzuelo, saca el primer pezque pique, ábrele la boca y encontrarás una moneda. Tómala y paga por mí y porti". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, con bondad los dones y plegarias de tu puebloy haz que lo que cada uno ofrece en tu honor, ayude a la salvación de todos.Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. 1 Co 10, 16)

El cáliz de bendición por el que damos gracias, es la uniónde todos en la Sangre de Cristo; y el pan que partimos es la unión de todos enel Cuerpo de Cristo.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que la gracia de esta comunión nos transforme, Señor, tanplenamente, que no sea ya nuestro egoísmo, sino tu amor, el que impulse, deahora en adelante, nuestra vida. Por Jesucristo, nuestro Señor.