Lecturas Jueves 15 de Noviembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

JUEVES 15

Santos: AlbertoMagno, Doctor de la Iglesia; Esteban Teodoro Cuénot, mártir. Beata María de laPasión fundadora. Feria (Verde)

CUÁNDO LLEGARÁ EL REINO DE DIOS

Flm 7-20; Lc 17, 20-25

En torno de esa inquietud se agitaban las opiniones delos fariseos, quienes no dudaron en interrogar al Señor Jesús sobre elparticular. En la respuesta del Maestro encontramos un planteamiento novedoso ytal vez desilusionante para sus oyentes, que esperarían encontrar signos delReino en la realidad sociopolítica de Israel. Jesús destaca la dimensióninterna del Reino. Quien acoge libremente el proyecto de Dios podrá desatar unaserie de modificaciones y enmiendas en el ámbito externo. Ambas dimensiones sonimportantes, pero la primera explica a la segunda. En ese sentido el suceso quenos refiere la carta de Hernán resulta ilustrativo: Pablo bautizó en la cárcela Onésimo, esclavo fugitivo de Filemón. Pablo estaba vinculado por lazos de fey de afecto con ambos, por eso hizo patente ante el patrono la nueva situacióna partir del bautismo, las relaciones sociales y económicas quedan subordinadasa la condición fundamental: Onésimo ya no sería un esclavo, sino antes yprimero que todo, un hermano para Filemón. Pablo no podía obligar a Filemón aque liberara a su esclavo, pero sí lo instituida considerar ésa y otrassituaciones desde su nueva condición de cristiano.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 109, 4)

El Señor lo ha jurado y el Señor no se retracta. Túeres sacerdote para siempre, como lo es Melquisedec.

ORACIÓN COLECTA

Señor Dios, que para gloria tuya y salvación nuestraconstituiste a Cristo sumo y eterno sacerdote, concede al pueblo redimido consu sangre obtener, por la participación en este memorial, los frutos de lamuerte y resurrección de tu Hijo, que vive y reina contigo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Recíbelo, pero ya no como esclavo, sino como hermanoamadísimo.

De la carta del apóstol san Pablo a Filemón: 7-20

Querido hermano: Recibí gran alegría y consuelo, conmotivo de tu caridad con los hermanos, porque gracias a ti se sientenreconfortados. Por eso, aunque como apóstol de Cristo tengo pleno derecho aordenarte lo que debes hacer, prefiero pedírtelo en nombre del amor. Yo. Pablo,ya anciano y ahora, además, prisionero por la causa de Cristo Jesús, quiero pedirtealgo en favor de Onésimo, mi hijo, a quien he engendrado para Cristo aquí en lacárcel. El en otro tiempo te fue inútil, pero ahora es muy útil para ti y paramí. Te lo envío. Recíbelo como a mí mismo.
Yo hubiera querido retenerlo conmigo, para que en tu lugar me atendiera,mientras estoy preso por la causa del Evangelio. Pero no he querido hacer nadasin tu consentimiento, para que el favor que me haces no sea como porobligación, sino por tu propia voluntad.
Tal vez él fue apartado de ti por un breve tiempo, a fin de que lo recuperaraspara siempre, pero ya no como esclavo, sino como algo mejor que un esclavo,como hermano amadísimo. Él ya lo es para mí. ¡Cuánto más habrá de serlo parati, no sólo por su calidad de hombre, sino de hermano en Cristo! Por lo tanto,si me consideras como compañero tuyo, recíbelo como a mí mismo. Y si en algo teperjudicó o algo te debe, ponlo a mi cuenta. Yo, Pablo, te lo pagaré, y esto lofirmo de mi puño y letra. Y eso para no mencionar que tienes una deuda conmigo,que eres tú mismo. Sí, hermano, hazme este favor por nuestra unión con elSeñor, para que confortes mi corazón en Cristo.
 Palabra deDios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 145 R/. El Señor ama al hombre justo.
El Señor siempre es fiel a su palabra y es quien hace justicia al oprimido; Élproporciona pan a los hambrientos y libera al cautivo. R/.
Abre el Señor los ojos de los ciegos y alivia al agobiado. Ama el Señor alhombre justo y toma al forastero a su cuidado. R/.
A la viuda y al huérfano sustenta y trastorna los planes del inicuo. Reina elSeñor eternamente, reina tu Dios, oh Sión, reina por siglos. R/.

ACLAMACIÓN (Jn 15, 5) R/. Aleluya, aleluya.
Yo soy la vid y ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, éseda fruto abundante. R/.

El Reino de Dios ya está entre ustedes.

Del santo Evangelio según san Lucas: 17, 20-25

En aquel tiempo, los fariseos le preguntaron a Jesús:"¿Cuándo llegará el Reino de Dios?". Jesús les respondió: "ElReino de Dios no llega aparatosamente. No se podrá decir: 'Está aquí' o 'Estáallá', porque el Reino de Dios ya está entre ustedes".
Les dijo entonces a sus discípulos: "Llegará un tiempo en que ustedesdesearán disfrutar siquiera un solo día de la presencia del Hijo del hombre yno podrán. Entonces les dirán: 'Está aquí' o 'Está allá', pero no vayancorriendo a ver, pues así como el fulgor del relámpago brilla de un extremo aotro del cielo, así será la venida del Hijo del hombre en su día. Pero antestiene que padecer mucho y ser rechazado por los hombres de esta generación".
 Palabradel Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Concédenos, Señor, participar dignamente en estaEucaristía, porque cada vez que celebramos el memorial del sacrificio de tuHijo, se lleva a cabo la obra de nuestra redención. Por Jesucristo, nuestroSeñor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (1 Co 11, 24-25)

Éste es mi Cuerpo, que se da por ustedes. Este cálizes la nueva alianza establecida por mi Sangre; cuantas veces lo beban, háganloen memoria mía, dice el Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, tú que nos has concedido el gozo de participaren esta Eucaristía, memorial de la muerte y resurrección de tu Hijo, haz que,unidos siempre a Él, vivamos como verdaderos hijos tuyos. Por Jesucristo,nuestro Señor.