Lecturas Jueves 13 de Diciembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

JUEVES 13

Santos: Lucía de Roma, mártir; Josse o Judoc de Inglaterra,presbítero. Beato Antonio Grassi, presbítero. Memoria (Rojo)

TRANSFORMARÉ EL DESIERTO EN ESTANQUE

Is 41,13-20; Mt 11,11-15

La imagen del desierto es familiar a los lectores de la Biblia. No es unsimple espacio geográfico, desprovisto de agua y vegetación, también es ellugar de la prueba, el espacio donde el hombre experimenta su fragilidad. Lapromesa del reverdecimiento del desierto sirvió para anunciar las accionesdecisivamente favorables que Dios realizaría para cambiar la suerte de Israel.El pueblo parece un gusanito ante la presencia descomunal de los imperios quelo asedian; no obstante lo anterior, podrá seguir tranquilo porque la diestradel Señor lo acompaña. Juan el Bautista escogió la ribera desértica del Jordánpara proclamar la Buena Nueva del reinado de Dios. Su palabra coherente y suexistencia congruente sedujeron a hombres y mujeres de todas las regiones deIsrael. Los defensores del viejo orden se opusieron a su misión y lo quitaronviolentamente de en medio.

ANTÍFONA DE ENTRADA

Esta santa luchó hasta la muerte por la ley de Dios y no se aterrorizó antela amenaza de los impíos, pues estaba afianzada sobre roca firme.

ORACIÓN COLECTA

Te pedimos, Señor, por intercesión de santa Lucía, virgen y mártir, quellenes de luz y de gozo nuestros corazones y que, quienes hoy celebramos sumartirio en la tierra, lleguemos a contemplar con nuestros propios ojos tugloria en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

Yo soy tu redentor, el Dios de Israel.

Del libro del profeta Isaías: 41, 13-20

"Yo, el Señor, te tengo asido por la diestra y yo mismo soy el que teayuda. No temas, gusanito de Jacob, oruga de Israel, que soy yo, dice el Señor,el que te ayuda; tu redentor es el Dios de Israel.
Mira: te he convertido en rastrillo nuevo de dientes dobles; triturarás ypulverizarás los montes, convertirás en paja menuda las colinas. Las aventarásy se irán con el viento y el torbellino las dispersará. Tú, en cambio, teregocijarás en el Señor, te gloriarás en el Dios de Israel.
Los miserables y los pobres buscan agua, pero es en vano; tienen la lenguareseca por la sed. Pero yo, el Señor, les daré una respuesta; yo, el Dios deIsrael, no los abandonaré. Haré que broten ríos en las cumbres áridas y fuentesen medio de los valles; transformaré el desierto en estanque y el yermo, enmanantiales.
Pondré en el desierto cedros, acacias, mirtos y olivos; plantaré juncos en laestepa, cipreses, oyameles y olmos; para que todos vean y conozcan, adviertan yentiendan de una vez por todas, que es la mano del Señor la que hace esto, quees el Señor de Israel quien lo crea".
 Palabra de Dios. Tealabamos, Señor.

Del salmo 144 R/. Bueno es el Señor para con todos.

Dios y rey mío, yo te alabaré, bendeciré tu nombre siempre y para siempre.Bueno es el Señor para con todos y su amor se extiende a todas sus creaturas.R/.
Que te alaben, Señor, todas tus obras y que todos tus fieles te bendigan. Queproclamen la gloria de tu reino y den a conocer tus maravillas. R/.
Que muestren a los hombres tus proezas, el esplendor y la gloria de tu reino.Tu reino, Señor, es para siempre y tu imperio, por todas las generaciones. R/.

ACLAMACIÓN (Cfr. Is 45, 8) R/. Aleluya, aleluya.
Dejen, cielos, caer su rocío y que las nubes lluevan al Justo; que la tierra seabra y haga germinar al Salvador. R/.

No ha habido ninguno más grande que Juan el Bautista.

Del santo Evangelio según san Mateo: 11, 11-15

En aquel tiempo, Jesús dijo a la gente: "Yo les aseguro que no hasurgido entre los hijos de una mujer ninguno más grande que Juan el Bautista.Sin embargo, el más pequeño en el Reino de los cielos, es todavía más grandeque él.
Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el Reino de los cielos exigeesfuerzo, y los esforzados lo conquistarán. Porque todos los profetas y la leyprofetizaron, hasta Juan; y si quieren creerlo, él es Elías, el que habría devenir. El que tenga oídos que oiga".
Palabra del Señor.Gloriaa ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Que los dones que vamos a ofrecerte en honor de tu santa virgen Lucía tesean, Señor, tan agradables, como agradable fue a tus ojos su martirio. PorJesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 16, 24)

Si alguno quiere venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, que tome sucruz y que me siga, dice el Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor y Dios nuestro, que glorificaste a santa Lucía con la doble corona dela virginidad y del martirio, concédenos que esta comunión nos ayude a superartodas las pruebas y podamos así alcanzar el Reino eterno. Por Jesucristo,nuestro Señor.