Lecturas Domingo 21 de Octubre 2012, Domingo mundial de las misiones


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

DOMINGO 21

DOMINGO MUNDIAL DE LAS MISIONES

Santos: Celia o Calina deLyon, viuda; Hilarión de Gaza, abad. Beata Laura Montoya fundadora. (Verde)

QUE TODOS LLEGUEN A CONOCER LAVERDAD

Is 56,1.6-7; 1 Tm 2,1-8; Mt18,16-20

La voluntad de anunciar el evangelio a todos los pueblos y culturas noresponde en manera alguna a algún afán expansionista. No es un imperialismodisfrazado de interés religioso. Israel no pretendió nunca atraerse larespuesta creyente de sus vecinos. Vivía de forma intensa su relación peculiarcon Dios. Cuando leemos los tres textos que nos ofrece la liturgia dominicalapreciamos una voluntad firme de acoger a las gentes de buena voluntad en el caminosalvífico de Israel. El Señor Jesús quiere hacer partícipes de su amistad atodas las gentes. El discipulado cristiano es una manera de interactuar deforma personal con Cristo. Él no quiere gente sometida de manera dócil. Loscandidatos a discípulos tendrán que reflexionar de forma razonada y creyente enla carga humanizadora de los preceptos evangélicos. Cuando descubran la fuerzaliberadora del evangelio, podrán solicitar el bautismo y decidirse a vivir comodiscípulos de Jesús.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 95, 3-4)

Cuenten a los pueblos su gloria,sus maravillas a todas las naciones, porque grande es el Señor y digno de todaalabanza.

ORACIÓN COLECTA

Señor y Dios nuestro, que has querido que tu Iglesia sea sacramento desalvación para todos los hombres, a fin de que la obra redentora de tu Hijoperdure hasta el fin de los tiempos, haz que tus fieles caigan en la cuenta deque están llamados a trabajar por la salvación de los demás, para que todos lospueblos de la tierra formen una sola familia y surja una humanidad nueva enCristo nuestro Señor, que vive y reina contigo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Mi templo será la casa de oraciónpara todos los pueblos.

Del libro del profeta Isaías: 56,1. 6-7

Esto dice el Señor: "Velen por los derechos de los demás, practiquenla justicia, porque mi salvación está a punto de llegar y mi justicia a puntode manifestarse.
A los extranjeros que se han adherido al Señor para servirlo, amarlo y darleculto, a los que guardan el sábado sin profanarlo y se mantienen fieles a mialianza, los conduciré a mi monte santo y los llenaré de alegría en mi casa deoración. Sus holocaustos y sacrificios serán gratos en mi altar, porque mitemplo será la casa de oración para todos los pueblos". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 66 R/. Que todos lospueblos conozcan tu bondad.
Ten piedad de nosotros y bendícenos; vuelve, Señor, tus ojos a nosotros. Queconozca la tierra tu bondad y los pueblos tu obra salvadora. R/.
Las naciones con júbilo te canten, porque juzgas al mundo con justicia; conequidad tú juzgas a los pueblos y riges en la tierra a las naciones. R/.
La tierra ha producido ya sus frutos, Dios nos ha bendecido. Que nos bendigaDios y que le rinda honor el mundo entero. R/.

Dios quiere que todos los hombresse salven.

De la primera carta del apóstolsan Pablo a Timoteo: 2, 1-8

Te ruego, hermano, que ante todo se hagan oraciones, plegarias, súplicas yacciones de gracias por todos los hombres, y en particular, por los jefes deEstado y las demás autoridades, para que podamos llevar una vida tranquila y enpaz, entregada a Dios y respetable en todo sentido.
Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, pues Él quiere que todoslos hombres se salven y todos lleguen al conocimiento de la verdad, porque nohay sino un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, CristoJesús, hombre Él también, que se entregó como rescate por todos. Él diotestimonio de esto a su debido tiempo y de esto yo he sido constituido, digo laverdad y no miento, pregonero y apóstol para enseñar la fe y la verdad.
Quiero, pues, que los hombres, libres de odios y divisiones, hagan oracióndondequiera que se encuentren, levantando al cielo sus manos puras. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

ACLAMACIÓN (Mt 28, 19. 20) R/.Aleluya, aleluya.
Vayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y sepan que yo estaré conustedes todos los días, hasta el fin del mundo. R/.

Vayan y enseñen a todas lasnaciones.

Del santo Evangelio según sanMateo: 28, 16-20

En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea y subieron almonte en el que Jesús los había citado. Al ver a Jesús, se postraron, aunquealgunos titubeaban.
Entonces, Jesús se acercó a ellos y les dijo: "Me ha sido dado todo poderen el cielo y en la tierra. Vayan, pues, y enseñen a todas las naciones,bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, yenseñándolas a cumplir todo cuanto yo les he mandado; y sepan que yo estaré conustedes todos los días, hasta el fin del mundo". Palabra del Señor. Gloriaa ti, Señor Jesús.

Credo

PLEGARIA UNIVERSAL

Presentemos al Padre nuestraoración. Oremos hoy de un modo especial para que la semilla del Evangelioalcance a toda la tierra.
Después de cada petición diremos: Escúchanos, Padre.

Por toda la Iglesia, por cada uno de los cristianos, para que todos sintamos elanhelo de que la Buena Noticia de Jesús sea conocida en toda la tierra. Oremos.
Por los misioneros y misioneras, para que realicen su labor con muchaesperanza, con mucho amor, y vivan llenos de la alegría de Dios. Oremos.
Por las Iglesias jóvenes, para que sean estímulo de renovación para los quevivimos en Iglesias de antigua tradición cristiana. Oremos.
Por los que no conocen a Jesucristo, para que un día puedan llegar a recibir laluz del Evangelio. Oremos.
Por quienes han dedicado su vida al cuidado de la salud de todos, por losmédicos, para que el servicio esté sobre el interés económico. Oremos.
Por todos nosotros, los que nos hemos reunido en este domingo para celebrar laEucaristía, para que seamos fieles testigos de la fe y la esperanza que nosmueve. Oremos.
Escucha,Padre, nuestra oración, y derrama tu amor sobre los hombres y mujeres del mundoentero. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Señor, como aceptaste la gloriosa pasión de tu Hijo, dígnate aceptar tambiénpor la salvación del mundo, los dones y plegarias de tu Iglesia. PorJesucristo, nuestro Señor.

Prefacio dominical.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mc 16,15)

Vayan por todo el mundo a proclamar la buena nueva a todas las naciones, diceel Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Te pedimos, Señor, que la participación en tu mesa nos santifique y que laredención que tu Hijo consumó en la cruz, sea recibida con gozo en todo elmundo por medio del sacramento de tu Iglesia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

UNA REFLEXIÓN PARA NUESTROTIEMPO.- En un mundo globalizado encontramos casi todas las marcas y franquiciasreconocidas en todas las ciudades grandes y medianas. Tenemos la sensación dehabitar en una pequeña aldea global. Una tendencia uniformadora parece estardispuesta a borrar las tradicionales identidades nacionales y regionales. Esuna especie de imperialismo de los expertos en mercadotecnia. Cuando escuchamosel mensaje final del Evangelio de san Mateo y descubrimos la voluntad universalistadel mismo, podemos tener la sensación de estar escuchando a un vendedorambicioso que quiere apoderarse del sector religioso mundial. Nada másequivocado. El Señor Jesús no quería convertir a la comunidad de sus discípulosen una institución dedicada a expandirse por todas partes sin sentido. ElEvangelio se tiene que ir injertando en las diferentes sociedades y culturas,para florecer de forma original. La unidad de la fe en la diversidad de lasiglesias locales. La fuerza del Evangelio se humaniza y se concreta de formapeculiar en cada contexto histórico y en cada encrucijada cultural, produciendofrutos para la vida del mundo.