Lecturas Domingo 16 de Diciembre 2012, 3º Domingo de Adviento


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

DOMINGO 16

III DOMINGO DE ADVIENTO

Santos: Alicia o Adelaida o Adelina de Alemania, emperatriz;Ananías, Azarías y Misael, mártires. Beato Clemente Marchisio, fundador.(Morado o rosa)

EL SEÑOR DENTRO DE TI ES EL REY DE ISRAEL

So 3,14-18 Flp 4.4-1; Lc 3,10-18

Sofonías culmina su predicación profética anunciando un futuro promisoriopara Israel. La comunidad creyente, formada, por personas humildes, aprenderíaa confiar en Dios. La esperanza de esa gente no quedaría defraudada. Dios seconvertida en su aliado y desterraría a los tiranos y opresores del pueblo. Nolo haría de forma milagrosa. Los israelitas fieles tendrían que organizarse yaprenderían a defender sus derechos de forma decidida e inteligente. Lafidelidad a Dios tiene que traducirse en relaciones justas. De otra manera seconvierte en una creencia alienante. Por esa razón, Juan Bautista urge a susoyentes, quienes se muestran dispuestos a reorganizar su vida, a modificar susrelaciones sociales y económicas. Quien crea en la cercanía de Dios, no podráseguir cometiendo abusos e injusticias contra las personas indefensas. Quienacoja el mensaje del Reino tendrá que aprender a vivir solidariamente con sushermanos.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Flp 4. 4. 5)

Estén siempre alegres en el Señor; se lo repito, estén alegres. El Señorestá cerca.

No se dice Gloria.

ORACIÓN COLECTA

Mira, Señor, a tu pueblo que espera con fe la fiesta del nacimiento de tuHijo, y concédele celebrar el gran misterio de nuestra salvación con un corazónnuevo y una inmensa alegría. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

El Señor se alegrara en ti.

Del libro del profeta Sofonías: 3, 14-18

Canta, hija de Sión, da gritos de júbilo, Israel, gózate y regocíjate detodo corazón, Jerusalén.
El Señor ha levantado su sentencia contra ti, ha expulsado a todos tusenemigos. El Señor será el rey de Israel en medio de ti y ya no temerás ningúnmal.
Aquel día dirán a Jerusalén: "No temas, Sión, que no desfallezcan tusmanos. El Señor, tu Dios, tu poderoso salvador, está en medio de ti. Él se gozay se complace en ti; Él te ama y se llenará de júbilo por tu causa, como en losdías de fiesta".
 Palabra de Dios. Tealabamos, Señor.

Isaías 12 R/. El Señor es mi Dios y salvador.
El Señor es mi Dios y salvador, con Él estoy seguro y nada temo. El Señor es miprotección y mi fuerza y ha sido mi salvación. Sacarán agua con gozo de lafuente de salvación. R/.
Den gracias al Señor, invoquen su nombre, cuenten a los pueblos sus hazañas,proclamen que su nombre es sublime. R/.
Alaben al Señor por sus proezas, anúncienlas a toda la tierra. Griten jubilosos,habitantes de Sión, porque el Dios de Israel ha sido grande con ustedes. R/.

El Señor está cerca.

De la carta del apóstol san Pablo a los filipenses: 4, 4-7

Hermanos míos: Alégrense siempre en el Señor; se lo repito: ¡alégrense! Quela benevolencia de ustedes sea conocida por todos. El Señor está cerca. No seinquieten por nada; más bien presenten en toda ocasión sus peticiones a Dios enla oración y la súplica, llenos de gratitud. Y que la paz de Dios, quesobrepasa toda inteligencia, custodie sus corazones y sus pensamientos enCristo Jesús.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

ACLAMACIÓN Is 61, 1 (cit. en Lc 4, 18) R/. Aleluya, aleluya.
El Espíritu del Señor está sobre mí. Me ha enviado para anunciar la buena nuevaa los pobres. R/.
¿Qué debemos hacer?

Del santo Evangelio según san Lucas: 3, 10-18

En aquel tiempo, la gente le preguntaba a Juan el Bautista: "¿Quédebemos hacer?". Él contestó: "Quien tenga dos túnicas, que dé una alque no tiene ninguna, y quien tenga comida, que haga lo mismo".
También acudían a él los publicanos para que los bautizan, y le preguntaban:"Maestro, ¿qué tenemos que hacer nosotros?". Él les decía: "Nocobren más de lo establecido". Unos soldados le preguntaron: "Ynosotros, ¿qué tenemos que hacer?". Él les dijo: "No extorsionen anadie, ni denuncien a nadie falsamente, sino conténtense con su salario".
Como el pueblo estaba en expectación y todos pensaban que quizá Juan era elMesías, Juan los sacó de dudas, diciéndoles: "Es cierto que yo bautizo conagua, pero ya viene otro más poderoso que yo, a quien no merezco desatarle lascorreas de sus sandalias. El los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego.Él tiene el bieldo en la mano para separar el trigo de la paja; guardará eltrigo en su granero y quemará la paja en un fuego que no se extingue". Conéstas y otras muchas exhortaciones anunciaba al pueblo la buena nueva.
 Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

Credo

PLEGARIA UNIVERSAL

Desde lo hondo de nuestro corazón, oremos a Dios que venga a salvarnos porsu Hijo Jesucristo.
Después de cada petición diremos:
Ven, Señor Jesús, y aumentanuestra fe.
Para que laIglesia dé un buen testimonio de su fe en la salvación que se acerca. Oremos.
Para que los pastores del pueblo de Dios, puestos al frente de las comunidades,sean estímulo para vivir con fe como Cristo nos enseñó.
 Oremos.
Para que, en todos los países de la tierra, se establezca la paz y laconcordia.
 Oremos.
Para que todos los que sufren, los que están solos, los emigrantes, losmarginados, sean acogidos y valorados siempre y en todo lugar
 Oremos.
Para que nosotros mantengamos viva la fe en Jesús que viene a salvarnos.
 Oremos.
Ven, Señor, a visitarnos en la paz y haz que la esperanza llene nuestroscorazones. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Te pedimos, Señor, que este sacrificio, signo de nuestra total entrega ati, te sea ofrecido siempre para que realice la intención que tuviste alinstituir este sacramento, y lleve a cabo plenamente en nosotros tu salvación.Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I/A o I/B de Adviento.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Is 35, 4)

He aquí que vendrá nuestro salvador, ya no tengan miedo.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que esta Eucaristía nos purifique, Señor, de toda mancha y nos prepare asía celebrar dignamente la Navidad ya próxima. Por Jesucristo, nuestro Señor.

UNA REFLEXIÓN PARA NUESTRO TIEMPO.- Algún Obispo que también eraprofeta y poeta y que para más señas se llamaba Hélder Cámara decía que cuandourgía a la gente a practicar la caridad decían que era un santo y cuando losexhortaba a practicar la justicia lo tildaban de comunista. Juan el Bautistatambién habría sido acusado de "rojillo" porque urgía a losisraelitas compartir los bienes, a autocontenerse y no abusar del poder paradespojar de sus escasos bienes a los pobres. La propuesta de Juan era clara:había que practicar la justicia a fin de agradar al Señor que venía a visitar asu pueblo. Nuestra situación social no es nada favorable. La mitad de lapoblación padece situaciones de pobreza que con voluntad política y con unaparticipación ciudadana más responsable y generosa se podría superar, al menosen sus aspectos más dramáticos. Los cristianos hemos sido omisos. Lasolidaridad es el rostro de la caridad. La justicia social, tantas veces postergada,es un llamado incómodo y urgente que brota de la confesión de un Padre común.