Hombre nuevo.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Hombre nuevo

Soy un hombre nuevo.

Hoy comienzo una nueva vida.

Estampa en mi alma,

como un sello indeleble,

tu divino beso.

Hazme disfrutar

del gozo inefable

de un hijo de Dios,

de un resucitado

que ha dejado en el sepulcro

los harapos,

la fea piel del hombre viejo.

Que muera en mi todo lo que deba morir

y que viva sólo aquello

que valga la pena de vivir.