Frente al mar.


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Frente al mar

Bajo unas palmeras de cocos,

frente al mar,

dejo a mi alma navegar

hacia las costas invisibles de la ilusión.

En esta playa

he plantado la tienda otras veces,

siempre contento de la mar,

de la brisa y de las palmeras.

Necesito regresar de vez en cuando,

Porque, con frecuencia,

me perturban las crisis

y el mar sabe curar.

A mi me cura muchas heridas abiertas

con su brisa de sal y de palmeras.