¿Fenómenos carismáticos o histeria colectiva?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Respuesta:

Estimado:

No peca por dudar. Por el contrario, sería imprudente si usted acepta todo este teatro como si fuera verdadero. Dios obra ordenada y suavemente. Entra y sale donde quiere sin hacer ruido porque es dueño de las almas (puede leer sobre esto las Reglas de discernimiento de espíritus de San Ignacio de Loyola, especialmente las que señala para la 'Segunda Semana' de sus 'Ejercicios Espirituales'). Todo este circo que usted describe me hace suponer (y con mucha seguridad) que no es Dios quien se manifiesta allí sino la psicología enfermiza de algunos asistentes, la histeria colectiva y, no hay que descartarlo, incluso el diablo bajo apariencia de bien.

No le aconsejo que vaya a este tipo de reuniones. Busque un grupo de oración más centrado, haga adoración al Santísimo Sacramento, rece el Rosario. Jesucristo es 'príncipe de la paz', no el dueño de un circo.