Preguntas Frecuentes - La Vocación


  1. ¿Puede ser sacerdote un joven con tendencias homosexuales?
  2. ¿Por qué los sacerdotes no se casan? ¿No solucionaríamos el problema de las vocaciones haciendo el celibato optativo?
  3. ¿Puede un hombre casado y con hijos sentirse llamado al sacerdocio?
  4. ¿Puede un sacerdote ejercer también otra profesión?
  5. ¿Cómo sé si Dios me llama a ser sacerdote diocesano o religioso?
  6. ¿Algún día habrá mujeres sacerdotes en la Iglesia Católica?
  7. ¿Es la vocación sacerdotal un escape del mundo?
  8. ¿Puedo ser sacerdote sin dejar de ser militar?
  9. ¿Sacerdote diocesano o religioso?
  10. ¿Cuáles son los requisitos para ser sacerdote?
  11. Tengo miedo al sacerdocio, ¿es normal?
  12. Últimamente mi inquietud se ha ido haciendo más confusa. ¿Es esto normal?
  13. ¿Qué tengo que hacer para ser seminarista misionero?
  14. ¿Puedo ser misionera a tiempo completo?
  15. ¿Entro a una congregación en África, Hispanoamérica o Europa?
  16. ¿No será lo mío ser diácono permanente?
  17. ¿Puedo ser diácono permanente sin estar casado?
  18. ¿Qué es lo que puede hacer un diácono?
  19. ¿Qué necesito para ser diácono permanente?
  20. ¿Puede un obispo rechazar candidatos al diaconado?
  21. Si estoy casado, ¿puede Dios llamarme a ser sacerdote?
  22. ¿Puede mi adicción a la pornografía afectar mi vocación?
  23. Estoy confundida sobre mi futuro matrimonio
  24. ¿Son el matimonio y la vida religiosa vocaciones iguales o una es superior a la otra?
  25. ¿Cuál es la diferencia entre un sacerdote diocesano y uno religioso?
  26. ¿Puede un seminarista pertenecer a un movimiento?
  27. ¿Qué es el noviciado?
  28. ¿Cómo elegir el seminario o la congregación religiosa?
  29. ¿Es verdad que la vida contemplativa es algo egoísta e inútil en nuestros días?
  30. ¿No es violentar la conciencia proponer la vocación?
  31. ¿Cómo llevar a cabo una pastoral vocacional efectiva?
  32. ¿Cómo puedo promover la adoración por las vocaciones?
  33. Estuve en el seminario y me salí, pero siento que debo volver
  34. ¿Qué hacer en los momentos difíciles del seminario?
  35. ¿Universidad o seminario?
  36. ¿Qué pasos concretos debo dar para entrar al seminario?
  37. ¿Qué tests psicológicos se necesitan para entrar al seminario?
  38. ¿Podré usar un ordenador en el seminario?
  39. ¿Quiere Dios que continúe en el seminario?
  40. ¿Qué son las vírgenes consagradas?
  41. ¿Puede Dios llamarme a que me consagre sin ser sacerdote?
  42. ¿Qué debo hacer si mis padres quieren que tenga un título universitario antes de consagrarme a Dios?
  43. ¿Cómo puede prepararse para su vocación quien está llamada a consagrarse en el mundo?
  44. ¿Debo guardar el secreto?
  45. ¿Qué es la dirección espiritual?
  46. Tengo una duda sobre mi director espiritual
  47. ¿Dónde puedo conseguir un director espiritual?
  48. ¿Es indispensable la dirección espiritual para llevar a cabo un proceso de discernimiento vocacional?
  49. ¿Cómo encuentro un guía espiritual para discernir?
  50. ¿Cómo puedo avanzar por el camino de la oración, si no tengo tiempo para ella por los estudios, mi trabajo y mi familia?
  51. ¿No le parece que el rosario es monótono y aburrido?
  52. ¿Cómo escucho la voz de Dios?
  53. ¿Vale la pena «perder el tiempo» en la oración?
  54. ¿Cómo evito las distracciones en la oración?
  55. ¿Cómo mantengo mi relación con Dios en el centro de las cosas en medio de tanto caos?
  56. ¿Qué hago si cuando hablo con mi novia veo más claramente mi vocación sacerdotal?
  57. Siento rabia de que Dios haya llamado a la vida consagrada al amor de mi vida. ¿Me puede orientar para superarlo?
  58. ¿Puedo entrar al seminario si no he tenido novia?
  59. ¿Conviene tener experiencias de noviazgo antes de entrar al seminario?
  60. Si mi noviazgo no funcionó, ¿debo interpretarlo como un signo de que Dios me llama?
  61. Siento que me he enamorado de un seminarista, ¿estaría mal tratar de empezar con él una relación de noviazgo?
  62. ¿Debo terminar mi noviazgo si mi novio tiene inquietudes por ser sacerdote?
  63. ¿Cómo puedo vencer un hábito de impureza?
  64. ¿Qué es la castidad?
  65. ¿Cómo puede Dios llamarme después de lo que he hecho?
  66. ¿Puede Dios quitarme la vocación porque tengo problemas para mantenerme puro?
  67. ¿Si tengo una caída en la castidad debo dar por concluido mi proceso de discernimiento vocacional?
  68. ¿Por qué es tan importante la castidad en la vida consagrada?
  69. ¿Es cierto que no se necesita ser virgen ni casto para ser sacerdote?
  70. ¿Puede Dios llamarme aunque tenga caídas?
  71. ¿Puedo vivir la castidad durante toda mi vida?
  72. ¿Digna?
  73. ¿Puede entrar al seminario un joven que no es virgen?
  74. ¿Son mis pecados señal de que no tengo vocación?
  75. ¿Qué puedo hacer para ser casto?
  76. ¿Puedo ser seminarista si me gustan mucho las mujeres?
  77. ¿Cómo puedo conquistar la virtud de la pureza?
  78. Si no siento a Dios, ¿será porque me equivoqué de camino?
  79. Hice una experiencia con una comunidad, la dejé y ahora me siento vacía...
  80. ¿Por qué ya no siento la vocación?
  81. ¿Cómo puedo saber si lo que siento es vocación?
  82. Si siento que no estoy llamada al matrimonio, ¿es eso una señal de que tengo vocación?
  83. ¿Castidad y celibato son la misma cosa?
  84. ¿Hay manera de sacarle la vuelta a la ley del celibato?
  85. ¿Por qué pide la Iglesia el celibato a los sacerdotes?
  86. ¿No habría más vocaciones si los sacerdotes pudieran casarse?
  87. ¿Cómo apagan los candidatos al sacerdocio la atracción del hombre hacia la mujer?
  88. ¿Un hombre que quiere entrar al seminario tiene que ser virgen?
  89. ¿Cuáles son los argumentos a favor del celibato?
  90. ¿No es el celibato casi imposible y solitario?
  91. ¿Renunciar al matrimonio?
  92. ¿El tener una duda sobre la vocación significa ya que estoy llamado?
  93. ¿Cómo puedo saber si me llama Dios a ser sacerdote o a ser un laico casado?
  94. El hecho de sentir que nada me llena completamente, ¿puede ser signo de vocación, de un llamado?
  95. Tuve un sueño en que Cristo me llamaba, ¿tengo que consagrarme?
  96. ¿Qué tipo de señales tengo que pedir a Dios?
  97. ¿Cómo puedo saber si tengo cualidades para la vida consagrada?
  98. ¿Cómo puedo descubrir mi vocación?
  99. ¿No será que yo me estoy inventando que tengo vocación?
  100. ¿Cómo estar seguro de que Dios me llama?
  101. ¿Cómo saber qué me pide Dios?
  102. ¿Era Dios el que me hablaba?
  103. ¿Puedo ser sacerdote si no me gustan los deportes?
  104. ¿Puedo ser sacerdote si he efectuado un aborto como médico?
  105. ¿Cómo sigo mi vocación si mi madre me necesita?
  106. Si siento este atractivo por una chica, ¿me aconsejaría dejar el seminario?
  107. ¿Me admitiría un seminario si estoy endeudado?
  108. ¿Puedo ser sacerdote aunque sea el único hijo varón?
  109. ¿Qué pasa con las personas que tienen una discapacidad y quieren entrar a la vida religiosa?
  110. ¿Es la epilepsia un obstáculo para ser sacerdote?
  111. Si Dios me llamó y no respondí, ¿me seguirá llamando?
  112. ¿Cómo me mantengo fiel a Dios cuando me da crisis?
  113. ¿Es un impedimento para ser sacerdote tener un tatuaje?
  114. Dije que no a Dios, ¿puedo volver a probar?
  115. ¿Puedo ser sacerdote aunque no tenga recursos económicos para ello?
  116. ¿Y si no estoy seguro?
  117. ¿Y si fracaso?
  118. ¿Puedo entrar al seminario con 45 años?
  119. ¿Es demasiado tarde a los 36 años?
  120. ¿Podría ser religiosa a mi edad?
  121. ¿Hay seminarios para personas mayores?
  122. ¿Cómo puede una persona de mi edad discernir su vocación al sacerdocio?
  123. ¿Es ser demasiado mayor un obstáculo?
  124. ¿Estaría bien que yo hiciera mis votos a Cristo por mi cuenta?
  125. ¿Existe algo como un seminario menor para chicas que quieren consagrarse a Dios?
  126. ¿No seré demasiado joven a los 18 años?
  127. Tengo 14 años y estoy seguro que Dios me llama. ¿Qué puedo hacer?
  128. ¿En cuánto tiempo puede un joven descubrir su vocación?
  129. ¿Cómo puedo prepararme para mi vocación?
  130. ¿Cuál es el mejor momento?
  131. ¿Cuál es la mejor edad para emprender el camino al sacerdocio?
  132. ¿Qué hago si mi padre me pide que espere?
  133. Siento que me están presionando
  134. ¿Cómo hago para no sentir tristeza porque mi hijo esté lejos de casa?
  135. Mi hijo se quiere regresar del seminario
  136. Me da miedo que mi hijo pueda fracasar
  137. Si extraño a mi hijo, ¿puedo sacarlo del seminario?
  138. ¿Doy el permiso a mi hijo para ir al seminario menor o no?
  139. ¿Cómo le digo a mis papás de mi vocación?
  140. ¿Obedecer a Dios u obedecer a mis padres?
  141. ¿Cómo orientar a mi hija sobre la vida consagrada?
  142. ¿Cómo animar a mi hijo a ingresar al seminario?
  143. ¿Qué debo hacer para que mis padres apoyen mi vocación?
  144. ¿Cómo sé si debo ser sacerdote o laico consagrado?
  145. ¿Cree que sea una buena idea seguir mi vocación?
  146. ¿Si se me ocurrió que podía ser sacerdote, tengo que serlo?
  147. ¿Conviene hablar de mi vocación con los demás?
  148. ¿Por qué me da miedo pensar en la vocación?
  149. Pero... yo nunca me he visto como sacerdote
  150. ¿A qué edad se puede recibir la vocación?
  151. ¿Por qué a veces veo clara mi vocación y a veces justo lo contrario?
  152. ¿Si se me ocurrió que podía ser sacerdote, tengo que serlo?
  153. ¿Qué hago para ser santo?
  154. ¿Qué hago para descubrir mi vocación?
  155. Siempre me he visto como un hombre casado...
  156. ¿Cómo puedo escuchar a Dios?
  157. ¿Qué es la consagración espiritual?
  158. ¿Cómo puedo estar más cerca de Dios?
  159. ¿Era un llamado de Dios?
  160. ¿Cómo puedo responder al llamado?
  161. ¿Qué debo hacer para seguir el llamado?
  162. Si no respondo al llamado o vocación, ¿puedo condenarme por ello?
  163. ¿Cómo puedo cuidar mi vocación?
  164. ¿Cómo puedo escuchar a Dios?
  165. ¿Cómo puede llamarme Dios si no soy santo?
  166. ¿Es la vocación un llamado como el que yo siento?
  167. ¿Qué es la vocación?
  168. ¿La vocación de sacerdote es una vocación de soledad?
  169. ¿Es pecado haberme enamorado de alguien, tomando en cuenta que no lo puedo evitar?
  170. ¿Es pecado haberme enamorado de alguien y esto significa que no tengo vocación de ser sacerdote?
  171. ¿El hecho de ser consagrada y por lo tanto virgen aumenta la propensión a presentar cáncer de mama o cáncer cervico – uterino?
  172. ¿El hecho de estar enamorada (o) de alguien significa que ya no tengo vocación de ser consagrado?
  173. ¿El dedicar tu vida a Dios por completo significa olvidarte de todo lo demás?
  174. ¿Cuándo me siento débil y vulnerable en mi vocación que debo hacer?