¿Es pecado haberme enamorado de alguien y esto significa que no tengo vocación de ser sacerdote?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Es pecado haberme enamorado de alguien y esto significa que no tengo vocación de ser sacerdote?

No es pecado porque el enamoramiento es un sentimiento involuntario, es decir, te atrapa y por consiguiente no lo puedes evitar, por lo tanto, todo aquello que no depende directamente de ti no puede estar sujeto a un juicio de moralidad. Los sentimientos no tienen moralidad, pero lo que si tienen es lo que hagas con ellos, es decir, si los alimentas y los consientes, entonces esto ya entraría en el campo de la moralidad.

No debes olvidar que el hecho de ser sacerdote no te exenta de que puedas sentir algo así, pero lo que si puedes hacer es no consentir este sentimiento ni alimentarlo, por lo tanto, un sentimiento involuntario no te tiene que hacer dudar de tu vocación, aunque también es cierto que podría ser un indicador de que no es tu vocación pero generalmente no es así pues cuando tienes un llamado de Dios es difícil que haya confusión.