¿Es demasiado tarde a los 36 años?

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

¿Es demasiado tarde a los 36 años?

Leopoldo pregunta:

Padre, desde hace mucho tiempo tengo una inquietud por hacer algo grande por Dios. Colaboro en mi parroquia en la catequesis y a veces siento que debería ser sacerdote. Soy soltero. He tenido varios noviazgos que he tratado de vivir siempre de cara a Dios. Sin embargo, siempre percibo que me falta algo y que el amor de una mujer, aunque sea maravilloso, no sacia mis deseos de amor y entrega. ¿Es demasiado tarde tener emprender el camino del sacerdocio a los 36 años?

Muy estimado Leopoldo,

Te agradezco tu pregunta  y todo lo que haces en tu parroquia. No cabe duda que ahí el Señor va forjando tu corazón de apóstol que quiere dilatar las fronteras del Reino de Cristo.

Sobre tu inquietud por el sacerdocio, la edad no es necesariamente un problema para emprender el camino hacia el altar. Ciertamente puede ser que te resulte un poco más difícil el compartir el aula con otros seminaristas más jóvenes que tú, pero eso no es casi nunca un obstáculo insuperable.

Ahora bien, sería conveniente que hablaras con tu párroco o con el encargado de las vocaciones del seminario al que te interesaría entrar para que ellos puedan ayudarte a discernir si esta inquietud y deseo de una mayor entrega es una auténtica llamada de Dios al sacerdocio y no una invitación a un estilo de vida más cristiano y radical, incluso con una consagración a Dios en el mundo.

Confía tu camino a María y pon los medios. No conviene que esperes mucho... actúa ya, abre esta inquietud, para que cuanto antes emprendas el camino y, si Dios quiere, muy pronto, tengas la dicha de celebrar la Eucaristía y perdonar los pecados in persona Christi.

Te encomiendo mucho en este camino.